En la lucha contra la violencia de género, el Gobierno de Castilla-La Mancha promueve la formación de aquellos grupos de intervención en emergencias que por su cometido pueden tener contacto con este tipo de situaciones. Dicha formación a través de cursos que imparte la Escuela de Protección Ciudadana perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas. Durante los primeros seis meses de este año, se han llevado a cabo dos cursos específicos destinados a los voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil, con el objetivo de dotarlos de los conocimientos básicos en la materia.

Policías y voluntarios de Protección Civil reciben formación contra la violencia de género en la Escuela de Protección Ciudadana 1
Bajo el título ‘Formación básica en violencia de género’ se han desarrollado dos actividades formativas durante el primer semestre de 2018 en Albacete y Toledo. El ejecutivo de Emiliano-García-Page organiza estos cursos en las cinco provincias de la Comunidad Autónoma para que todos aquellos voluntarios que estén interesados puedan asistir a los mismos. Por ello durante el segundo semestre de este año, están previstas nuevas ediciones de este curso con el objetivo de formar a los voluntarios sobre las líneas generales de intervención desde la protección civil en este tipo de casos; la normativa aplicable y los diferentes tipos de violencia de género como las agresiones sexuales, la trata y la prostitución o la violencia en las redes sociales.

Otro de los colectivos que puede beneficiarse de la formación que imparte la Escuela de Protección Ciudadana referente a la concienciación en la lucha contra la violencia de género, son los policías locales de Castilla-La Mancha. Durante el pasado mes de julio, se llevó a cabo un curso de formación especializada en el que participaron 50 agentes y que tuvo como objetivo abordar este fenómeno desde una perspectiva multidisciplinar, es decir, no solo desde un punto de vista penal sino también social, asistencial y humano.

El contenido del curso se centró en las diferencias entre violencia doméstica y de género, la identificación y prevención de malos tratos, pautas en la actuación policial, la denuncia y el atestado y la orden de protección y alejamiento.