consejera de economia da a conocer Plan de Medidas Extraordinarias para la recuperacion economica tras el COVID 19

Un plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica tras la afectación del COVID-19 ha diseñado el Gobierno Regional. Para el mismo se establece una dotación económica superior a los 220 millones de euros. De esta dotación, algo más de 110 millones de euros recae en los presupuestos regionales de este año.

Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica tras la afectación del COVID-19

consejera de economia da a conocer  Plan de Medidas Extraordinarias para la recuperacion economica tras el COVID 19
El Plan de Medidas Extraordinarias fue expuesto esta mañana a los agentes sociales por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Este es un documento vivo que se trabajará de manera conjunta con la patronal castellano-manchega y los sindicatos en un grupo de trabajo que mantendrá su primera reunión el próximo lunes.

El mismo cuenta ya ya con algunas medidas de pronta ejecución. Medidas como el establecimiento de una línea de ayudas a fondo perdido de 25 millones de euros. La que está dirigida a autónomos y micropymes que reinicien su actividad de manera inmediata tras el estado de alarma y lo hagan con el mantenimiento de sus puestos de trabajo, o algunas ya implementadas como la línea de aval dotada con 15 millones de euros.

Presidente regional expuso a agentes sociales principales líneas de este Plan de Recuperación Económica

Emiliano García-Page, ha expuesto a los agentes sociales en su reunión semanal, las principales líneas que componen la hoja de ruta planteada por el Ejecutivo autonómico para impulsar la recuperación económica en la región una vez que se ataje la crisis sanitaria.

En el encuentro, el presidente regional ha estado acompañado por el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández; y el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz.

La consejera de Economía ha adelantado algunas medidas del Plan

Al término del mismo, Patricia Franco ha avanzado algunas de las primeras medidas de un plan “que tendrá impacto en el corto, el medio y el largo plazo”, pero que tiene ya trazadas algunas de sus primeras actuaciones, como la línea de ayudas a fondo perdido dirigida a autónomos y micropymes de menos de diez trabajadores.

“Esta medida rápida de apoyo está destinada a autónomos y micropymes que hayan visto afectada su actividad por el COVID-19, bien porque hayan tenido que cerrar con motivo del estado de alarma o bien porque hayan visto reducida su facturación, aunque se hayan mantenido como actividad esencial”, ha detallado la consejera.

La consejera también ha explicado que esta medida – dotada con 25 millones de euros – contará con dos requisitos: uno, el reinicio inmediato de la actividad tras el cese del estado de alarma; y dos, el mantenimiento del empleo. “La ayuda la podrán destinar a cubrir los gastos que consideren prioritarios o más necesarios, ya sea el pago de cuotas, de nóminas o cualquier otro gasto que tengan que afrontar”, ha indicado Patricia Franco.

Las ayudas se elevarán al Consejo de Gobierno para su activación a corto plazo

Estas ayudas, que se elevarán al Consejo de Gobierno en los próximos días para su activación en el corto plazo, se ponen en marcha, como ha subrayado la consejera, “sin detraer recursos de otras líneas del Plan Adelante, que reformularemos y pondremos a disposición de la recuperación económica en la región”.

Patricia Franco ha hecho hincapié en el encaje del Plan de Medidas Extraordinarias en el actual contexto presupuestario de la región, y ha remarcado que la mitad de la senda financiera estimada para el plan, que supera los 220 millones de euros, “recae de manera directa en el presupuesto de la región y de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo para este año 2020, algo más de 110 millones de euros”.

El plan tendrá continuidad con una línea de ayudas de 6.1 millones de euros

Las ayudas para el reinicio de la actividad y el mantenimiento del empleo para autónomos y micropymes supone la primera de las actuaciones de este plan excepcional, pero tendrá continuidad con una línea de ayudas de 6,1 millones de euros destinada a los autónomos, tal y como ha anunciado Patricia Franco.

“Se encadenarán de manera consecutiva ambas líneas, la segunda de ellas destinada a los autónomos en tres supuestos: para aquellos que reinician su actividad, para aquellos que no pueden continuar con su actividad y tengan que reconvertirse y para los nuevos autónomos, para las personas que apuesten por el emprendimiento para ganarse la vida tras el COVID-19”.

Medidas del Plan están garantizadas en materia presupuestaria

Estas líneas suponen el mascarón de proa de un plan que es “un documento vivo” que estará sobre la mesa de trabajo que se desarrollará con los agentes sociales, siempre en el marco de unas actuaciones “garantizadas en materia presupuestaria por el Gobierno autonómico”, lo que permite articular “medidas reales y no fuegos artificiales”, ha explicado la consejera, que ha avanzado que en el desarrollo del plan habrá más medidas de apoyo a empresas y también de refuerzo al empleo, dirigidas a aquellos trabajadores que vean extinguido su contrato laboral como consecuencia del coronavirus.

“La recuperación pasa por mantener un equilibrio entre la inversión pública y la privada”, ha explicado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, que ha recordado que en el Ejecutivo autonómico “tenemos a nuestras espaldas la experiencia de la recuperación del año 2015, y aunque nos enfrentamos a otras circunstancias, contamos con el conocimiento para impulsar esa recuperación”.

Estabilización en la presentación de ERTE, más del 94 por ciento ya resueltos

Además de avanzar la puesta en marcha del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica tras la afectación del COVID-19 y avanzar alguna de sus primeras líneas, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha repasado el impacto de algunas de las medidas que ya se han puesto en marcha por parte del Ejecutivo regional para paliar los efectos económicos del coronavirus.

En este marco, Patricia Franco se ha referido a la agilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), y ha remarcado su estabilización desde el pasado 2 de abril, “cuando la presentación de ERTES se estabilizó en un crecimiento de en torno al 2 por ciento diario”. En Castilla-La Mancha se han presentado hasta la fecha 17.846 ERTE, de los cuales se han resuelto más del 94 por ciento, 16.885, lo que sitúa a la región con una alta tasa de resolución en el contexto nacional.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha dado cuenta también de la línea de atención a ayuntamientos, empresas, autónomos y trabajadores puesta en marcha por la Consejería para responder las dudas y consultas acerca de los cambios normativos producidos en el contexto del estado de alarma decretado por el COVID-19. “Se han atendido 2.480 consultas, y se han resuelto el 88 por ciento de ellas”.

Las Oficinas Emplea concentran su labor en los sectores agrícola y sociosanitario

Por último, Patricia Franco ha valorado el trabajo que se está realizando en la Red de Oficinas Emplea de Castilla-La Mancha que dependen del Gobierno regional, asegurando que, aunque las 42 oficinas no cuentan con servicio de atención presencial al público en estos momentos, “sí que están a disposición de trabajadores y empleadores para responder las demandas actuales de empleo”, muy centradas en dos ámbitos: el agrícola y el sociosanitario.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha recordado que fue el Gobierno regional quien abanderó ante los Ministerios de Trabajo y Agricultura la solicitud para garantizar la cobertura de la demanda de mano de obra de las campañas agrícolas, que dio como resultado el decreto que habilita para compatibilizar el cobro de la prestación con el trabajo en las labores de recolección.

En este sentido, Patricia Franco ha detallado que las Oficinas Emplea han cubierto 433 de las 846 vacantes de empleo que se han hecho llegar desde el sector agrario, y que continúa el trabajo para dar cobertura al resto y a las que puedan surgir. Además, en el ámbito sociosanitario, sobre todo en residencias de mayores, las Oficinas Emplea han ayudado a cubrir 153 de los 329 puestos vacantes.