carmen picazo apela al consenso politico en clm

Ante el cada vez más próximo inicio del curso escolar 2020-2021, Ciudadanos ha pedido a la consejería de Educación“anticipación y seriedad” en la planificación. La portavoz del partido naranja en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, ha abogado por “poner en el centro a los alumnos, contar siempre con los docentes y mantener puntualmente informadas a las familias en lugar de marearlas”.

En una rueda de prensa ofrecida este lunes en las Cortes, Picazo ha advertido que a día de hoy, “de cara al próximo curso escolar, lo que tienen los padres y las madres son muchas dudas y muy pocas certezas”. Por ello desde Ciudadanos piden a la Junta que establezca “un protocolo claro” lo antes posible para que los padres tengan cuanto antes toda la información necesaria en cuanto a fechas y medidas de seguridad para prevenir contagios.

Picazo ha reivindicado que “Ciudadanos hace una oposición exigente y vigilante, pero al mismo tiempo constructiva y con propuestas”. En este sentido, ha pedido que se garantice la distancia física dentro de los centros educativos estableciendo protocolos conocidos por el profesorado y las familias, y que se incremente el servicio de limpieza de las aulas, proponiendo que se utilicen todos los espacios disponibles de los centros escolares y de otros lugares adecuados que faciliten los ayuntamientos y otros organismos.

Una educación del siglo XXI

El partido de centro ha pedido que se contrate a más profesores, ya que al espaciar físicamente a los alumnos habrá que desdoblar algunos grupos, tal y como ha argumentado Picazo. Asimismo, ha planteado que el acceso a los centros sea escalonado para la entrada y recogida del alumnado, evitando así aglomeraciones de familias, y que se realice una evaluación al inicio del curso para determinar el nivel de cada alumno, teniendo en cuenta los meses perdidos por la crisis sanitaria y el confinamiento.

La portavoz naranja ha propuesto “dedicar todos los esfuerzos necesarios a la digitalización”, explicando que “la crisis del coronavirus nos ha demostrado que no podremos hacer frente a los retos del siglo XXI con una educación del siglo pasado”. A este respecto ha planteado medidas sociales de apoyo económico a las familias para la adquisición de material informático y un plan de contingencia que contemple modelos mixtos de educación presencial y telemática de cara a posibles rebrotes durante el próximo curso.