Efectivos de la empresa pública Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (GEACAM), dependiente de la consejería de Agricultura y Medioambiente del Gobierno regional, han instruido esta mañana en Ciudad Real al personal del área de Infraestructuras de la Diputación provincial en materia de desinfección y trabajos en exteriores, una medida que forma parte del dispositivo de lucha contra el coronavirus que está llevando a cabo la Administración que preside José Manuel Caballero.

Se ha considerado oportuno llevar a cabo la formación con el objetivo de poder atender demandas y requerimientos en materia de desinfección en 32 pueblos de la provincia, principalmente en los más pequeños, porque tienen más dificultades para abordar este tipo de actuaciones, aunque intervendrán donde sea necesario y se considere más oportuno.

El GEACAM ha formando a efectivos que se encargan habitualmente de las labores de mantenimiento de las carreteras provinciales o se ocupan de llevar a cabo actuaciones propias del área de Infraestructuras, por lo que se ha considerado necesario que aprendan el protocolo de desinfección para que puedan realizar los trabajos con garantías de seguridad y efectividad. Recordemos, a este respecto, que recientemente fue la UME quien formó a los trabajadores y trabajadoras del GECACAM en desinfección de interiores y exteriores en la residencia universitaria Santo Tomás de Villanueva de la capital.

Con la formación impartida al personal de la institución provincial se pone de manifiesto la coordinación entre las distintas administraciones y efectivos disponibles para luchar contra el coronavirus en la provincia. De esta manera, la Diputación promueve la desinfección en más de una treintena de pueblos dando respuesta a requerimientos y demandas.

En concreto, los voluntarios del área de Infraestructuras de la Diputación han aprendido a ponerse y quitarse los equipos de protección individual (EPIS) y a desinfectar los coches y el material que utilizan. Y también han recibido información precisa sobre los pasos a seguir en las labores de desinfección.

Se han organizado de manera que una vez cada cuatro días intervengan hasta cuando sea necesario en los 32 pueblos que serán desinfectados. Se han dividido en tres grupos. Uno de ellos comenzará por Poblete, La Poblachuela, Valverde y Las Casas, el segundo por Llanos del Caudillo, Manzanares, Membrilla y La Solana, y el tercero por Miguelturra, Carrión y Torralba de Calatrava.