Estas son las resoluciones adaptadas por el Ministerio de Sanidad, con obligado cumplimiento, para todas las empresas de servicios Servicios Funerarios en Málaga.

Fallecidos positivos en COVID-19

Los familiares que hayan estado en contacto con la persona fallecida diagnosticada de infección por COVID-19 y que presenten síntomas evidentes de infección respiratoria compatible con coronavirus, permanecerán en aislamiento domiciliario y no podrán asistir al duelo ni al funeral del ser querido.

Por su parte, las personas que hayan estado en contacto del fallecido, pero que no presenten síntomas de infección pueden asistir al duelo, pero con los métodos de protección básicos: guantes y mascarillas quirúrgicas.

Fallecimiento por otras causas

En el caso de fallecimientos por causas distintas a un cuadro de infección por coronavirus, no asistirán al funeral las personas que presenten síntomas respiratorios de cualquier clase, al igual que en el caso anterior. De cualquier forma, es obligatorio lavarse las manos con líquido desinfectante con alcohol previamente al acceso a las instalaciones, así como antes y después de usar el libro de pésame y las instalaciones. También se recomiendan medidas de protección básicas como en el caso anterior.

Evitar besos y abrazos

Es una dura medida, pero el contagio de este virus es por vía aérea y por el contacto físico. Así pues, en la sala velatorio y en las estancias comunes se evitará la confluencia de más de diez personas a la vez y se respetará una distancia mínima de dos metros entre ellas.

También debe evitarse las condolencias a familiares a través de abrazos, besos o estrechamiento de manos. Es una medida dolorosa, pero necesaria.

Medidas para los tanatorios y velatorios

Los velatorios y tanatorios que ofrecen servicios funerarios, deben poner a disposición de los clientes una solución alcohólica desinfectante (hidrogel), así como toallas desechables en los aseos públicos de las instalaciones y un libro destinado a la expresión por escrito del pésame.

En cuanto a los servicios religiosos, los familiares de la persona fallecida deben valorar la opción de retrasar las misas y actos de culto a fechas posteriores, en que se haya superado el riesgo de transmisión de la infección por COVID-19 o al menos haya disminuido esta posibilidad, aunque hay que esperar unos meses.

Si el tanatorio dispone de salas para la realización de ceremonias y los familiares deciden realizarlas de todas formas, se deben extremar las medidas de precaución, teniendo en cuenta las medidas de distanciamiento a metros, evitar dar la paz, lavarse las manos frecuentemente, usar mascarillas en la medida de lo posible y no formar filas de pésame.

Fuensol Servicios Funerarios de Málaga es una empresa funeraria con gran trayectoria y profesionalidad, que ofrece servicios funerarios en todas las localidades de la Costa del Sol malagueña, desde su funeraria en Marbella (sede principal), funeraria en Fuengirola y funeraria en Málaga capital, además del resto de municipios de Málaga.