El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) se suma a la celebración del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, recordando el papel fundamental de las mujeres en la Fisioterapia, ya que superan en todo el mundo el 50%, excepto en la región Asia-Pacífico.

En España, un 64% de las fisioterapeutas son mujeres, mientras que en toda Europa la media aumenta hasta el 70% mientras que a nivel mundial, se sitúa en el 66%. En Hungría, Myanmar y St. Lucía, el 90% de las fisioterapeutas son mujeres.

Las primeras aportaciones científicas de las mujeres en el campo de la Fisioterapia se iniciaron a finales del siglo XIX gracias a pioneras como Rosalind Page o Elizabeth Kenny, quienes revolucionaron los tratamientos de su época. En la actualidad, las fisioterapeutas son profesionales sanitarias poseedoras de conocimientos teóricos y prácticos según lo previsto en la legislación vigente, acreditadas con el Grado Universitario en Fisioterapia, impartido en 43 universidades españolas, a las que cada vez se une un mayor número de doctorados y másteres, que aseguran una elevada cualificación destinada a la mejora de la salud en la población.

Hoy en día el posicionamiento de la mujer en las profesiones sanitarias es preponderante y ascendente, situación que se refleja, igualmente, en la Fisioterapia. Las alumnas crecen exponencialmente en las facultades de toda España y acceden posteriormente al ejercicio profesional, ocupando un protagonismo mayoritario.

El CGCFE se une a las reivindicaciones de igualdad de los diversos colectivos femeninos, especialmente en el caso de las Fisioterapeutas, exigiendo la equidad salarial, de oportunidades y de trato hacia estas. El Consejo fomenta la defensa, difusión y protección de esta profesión, incluyendo la garantía de que la formación y el ejercicio profesional se desarrollen en condiciones de igualdad y seguridad. Por ello, desde el CGCFE se condena cualquier situación en la que las fisioterapeutas se vean afectadas por la discriminación, diferenciación e incluso, en ocasiones, por el acoso.

Por otro lado, el CGCFE quiere destacar la importancia de la fisioterapia para el tratamiento de dolencias, patologías y aspectos de la salud de la mujer, como pueden ser las alteraciones del suelo pélvico, tanto en la maternidad como en la madurez o el tratamiento abdominal tras el parto. De hecho, la especialización de los fisioterapeutas en salud femenina alcanza casi un 30% de media en Europa, según los datos de WCPT (World Confederation for Physical Therapy).