Page modera su retórica pero alerta sobre el independentismo: ‘Hoy es minoría, pero mañana podría no serlo’

Page rebaja el tono pero avisa defendiendo su posición ante independentismo: "Hoy es minoritaria, mañana a lo mejor no"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha moderado su discurso este jueves al dirigirse a los medios tras el pleno parlamentario en Toledo, buscando disminuir la tensión recientemente surgida con el Gobierno central de Pedro Sánchez y con el PSOE a nivel nacional. García-Page ha reiterado su postura crítica respecto a la cuestión independentista y las políticas territoriales, aunque ha señalado que, pese a ser minoritaria actualmente dentro del partido, podría no serlo en el futuro.

Durante su intervención, García-Page ha enfatizado que no desea centrar la atención en su persona, indicando que “ayer ya habló suficientemente”. Su enfoque está en las políticas, no en los políticos, marcando una clara distinción entre su perspectiva y los asuntos partidistas. Respuesta a una pregunta sobre si buscaba notoriedad, el presidente ha rechazado esa idea, reconociendo la labor de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como “buena amiga” y aplaudiendo su trabajo en el Gobierno, aunque sin dejar de manifestar su discrepancia en temas relativos al desafío independentista.

El mandatario castellanomanchego ha enfatizado que su “adversario no es ningún socialista, son los independentistas”, al tiempo que ha recordado su larga carrera dentro del PSOE, defendiendo sus colores desde los 16 años y contribuyendo a sus victorias electorales. García-Page ha descartado cualquier conflicto interno en las filas socialistas, un partido al que ha pertenecido durante décadas.

Aunque ha aceptado que su punto de vista sobre la cuestión territorial no es el predominante en el PSOE, ha pedido que se respete su postura y ha planteado la posibilidad de que lo que hoy es minoritario podría cambiar en el futuro. El presidente autonómico ha declarado no haber dialogado con nadie de la dirección del partido y ha desestimado el temor a cualquier tipo de sanción, asegurando que sólo se inquieta cuando se trata de ganar elecciones.

García-Page ha concluido afirmando que, a pesar de estar al 90% en línea con las declaraciones del PSOE, siente la necesidad de destacar sus diferencias de opinión en ciertos temas y ha recalcado que tiene derecho a expresarlas con respeto, sin atacar a nadie personalmente. La referencia velada a un comentario anterior sobre una posible “extradición” de su partido quedó sin aclarar al finalizar la intervención.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×