Los servicios de Farmacia Hospitalaria del SESCAM han establecido, como consecuencia de la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, un dispositivo de gestión, consulta telefónica de atención farmacéutica y entrega de medicación de dispensación hospitalaria a domicilio, de la que se han beneficiado hasta el momento un total de 1.010 pacientes en el conjunto de la comunidad autónoma.

Todo este dispositivo se sustenta en la Resolución dictada el pasado 3 de abril por la Dirección General de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria, de la Consejería de Sanidad, para la entrega de medicación hospitalaria a pacientes no hospitalizados con motivo de la emergencia sanitaria derivada del coronavirus.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha indicado hoy que para hacer operativo este dispostivo, además de la gran labor que están realizando todos los profesionales de los Servicios de Farmacia Hospitalaria, se está contando con la inestimable colaboración del personal del Cuerpo de Agentes Medioambientales, de la empresa de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha y del parque móvil de los Servicios Generales.

Además, se ha firmado un convenio de colaboración con Cruz Roja para la entrega de medicación hospitalaria a pacientes no hospitalizados y también se están utilizando en determinadas ocasiones recursos humanos de Protección Civil y Policía Local. Además, desde algunos Hospitales se está utilizando el transporte propio de la Gerencia aprovechando las rutas establecidas con los centros de salud.

Las personas que se están beneficiando de este servicio excepcional, que estará vigente mientras se mantenga la situación de emergencia sanitaria, son pacientes con problemas de movilidad, que viven solas y sin posibilidad de apoyo, que están en aislamiento domiciliario por criterio de salud pública o que son atendidos mediante consulta médica no presencial para evitar exposición.

Dentro del grupo de pacientes se encuentran también aquellos con procesos crónicos incluidos en los grupos de mayor riesgo de infección por Covid-19: enfermedades respiratorias, cardiovasculares, cáncer, diabetes o cualquier otro que suponga un déficit de la inmunidad (VIH, procesos autoinmunes, etc).

Procedimiento

Los Servicios de Farmacia Hospitalaria del SESCAM son los encargados de seleccionar los posibles beneficiarios de esta medida; obtener su consentimiento, telefónico o telemático, previo a la entrega en su domicilio; preparar los medicamentos y supervisar las condiciones de embalaje, etiquetado y transporte de los mismos para asegurar su trazabilidad; así como facilitar su entrega a los profesionales que están colaborando en la distribución.

Estos agentes colaboradores reciben con antelación el listado de entrega con el fin de que puedan organizar las diferentes rutas y realizar el reparto de medicación al domicilio de las personas que lo necesitan.

Los paquetes van perfectamente identificados con la fecha de la preparación y entrega, el nombre y apellidos del paciente, así como la dirección exacta en la que se debe realizar y la identificación del Servicio de Farmacia Hospitalaria que ha preparado el envío. La relación de medicamentos entregados se incluye dentro del paquete, para que el paciente compruebe su tratamiento y proteger su confidencialidad.