Doce pacientes de las áreas de Pediatría y del Hospital de Día Infanto Juvenil del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han participado en el proyecto ‘Roboterapia’, una iniciativa impulsada por la asociación ‘Más que una ilusión’ con la colaboración de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete.

A través de este proyecto, los participantes han elaborado un sencillo robot, funcional y práctico, gracias a las indicaciones de Luis Blanco, experto en la materia y voluntario de la propia asociación que ha diseñado este proyecto en el marco del plan curricular de los estudios que cursa en Estados Unidos. El taller consta de una parte teórica, donde se tratan los principios básicos de la robótica, para más tarde, aplicar las nociones aprendidas en la práctica del montaje del robot.

Al finalizar el taller, los participantes se llevan el robot construido por ellos mismos, para disfrutar en sus casas de la aplicación funcional del mismo, habiendo aprendido habilidades propias de la elaboración de un robot  pero, sobre todo, habiéndose beneficiado del estímulo saludable que produce el sentirse artífices durante horas de la elaboración del mismo.

Con este proyecto, que se incluye dentro de las acciones puestas en marcha por la Gerencia de Atención Integrada de Albacete en el marco del Plan de Humanización, se pretende incidir positivamente en aspectos creativos que promueven la expresión emocional saludable de los pacientes ingresados durante la convalecencia.

Tal y como explica la propia asociación, este proyecto permite a los niños hospitalizados interactuar en torno a un taller creativo donde ellos se convierten en artífices. El tiempo de convalecencia hospitalaria genera un desplazamiento, donde el niño deja de ser el centro de la escena, usurpando ese espacio la propia enfermedad. Al producirse esa situación, los pequeños no pueden captar la atención de los demás como habitualmente lo harían en otro entorno, influyendo de forma negativa en sus mecanismos de expresión emocional.

La posibilidad de ser artífices, gracias al taller, modela, en cierta manera, la percepción del niño cuando él mismo se ve capaz, transformando su contexto cercano y recuperando su espacio perdido a través del impulso positivo de la autoestima.

La asociación ‘Más que una ilusión’, formada por voluntarios, colabora desde hace más de diez años con hospitales de la provincia de Albacete para desarrollar de forma correcta la salud emocional de los menores en procesos de hospitalización.