Más de 374.600 artículos de protección para profesionales sanitarios del servicio regional de alud han salido esta mañana desde Toledo con destino a las diecisiete gerencias dependientes del SESCAM en un nuevo envío realizado por el Gobierno de Castilla-La Mancha para hacer frente a la emergencia sanitaria derivada del coronavirus.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria derivada del coronavirus se han distribuido casi 10,4 millones de equipos.

Entre el material que se ha repartido hoy se encuentra más de 314.000 mascarillas de diferentes niveles de protección, 4.200 monos impermeables, cerca de 5.700 batas de aislamiento impermeables, 1.800 gafas apantalladas, 2.500 delantales con mangas reutilizables, 44.000 guantes, y cerca de 4.000 envases de solución hidroalcohólica.

Además, se han distribuido un total de 89.600 test de detección rápida del coronavirus. Buena parte de estos test están siendo utilizados para la realización del estudio de seroprevalencia que está llevando a cabo el SESCAM entre sus profesionales.

Trabajadores del dispositivo extraordinario establecido por la Consejería de Desarrollo Sostenible, son los encargados de hacer llegar este material hasta los centros sanitarios desde el almacén donde se centralizan todos los equipos, tanto los adquiridos directamente por el SESCAM como las donaciones procedentes del Ministerio de Sanidad, de empresas y particulares.