Más de 380.000 mayores de Castilla-La Mancha pueden disfrutar de los beneficios de la nueva Tarjeta Dorada de Transporte desde el primer día del mes de diciembre. Se otorgan bonificaciones del 50% del coste del billete de autobús en desplazamientos por carretera con origen y destino en la región, medida que puso en marcha el Gobierno regional, junto a los programas de Turismo Social, para facilitar que los mayores castellano-manchegos viajen más.

Durante la presentación de la Tarjeta Dorada de Transporte y el Programa de Turismo Social, el presidente Emiliano García-Page estuvo acompañado por la consejera de Bienesar Social, Aurelia Sánchez. Se realizó en la Fábrica de Harinas de Albacete, y el presidente destacó que serán dos programas con los que “mucha gente hoy va a sentir como Castilla-La Mancha avanza cuando los mayores de Castilla-La Mancha se mueven y viajan”, ha destacado.

Sánchez explicó que para obtener el descuento en el billete, las personas mayores que viajen de un municipio a otro en Castilla-La Mancha “solo tendrán que enseñar su DNI en el momento de pagar el billete” para acreditar que son mayores de 65 años y residen en Castilla-La Mancha, y ha recordado que los mayores empezarán a recibirla en sus domicilios a partir del mes de diciembre.

Con la puesta en marcha de la Tarjeta Dorada de Transporte, ha destacado la consejera, el Gobierno del presidente Emiliano García-Page cumple con el compromiso de recuperar el transporte para las personas mayores, una ayuda que fue derogada por el anterior Ejecutivo y que permitirá a las personas de la región que se puedan mover de un municipio a otro, quedar con familiares, a un precio módico para “que todas las personas mayores tengan los mismos derechos”.

Recuperación del Turismo Social

En el mismo acto se presentó también el Turismo Social, que a través del programa “Mayores Activos” y “Conoce Castilla-La Mancha” permitirá a personas mayores de la región viajar a destinos de playa o interior con más de 200 rutas.

El Gobierno regional recupera un programa bastante conocido por las personas mayores que “fue fulminado hace algunos años”, ha asegurado la consejera de Bienestar Social, y “para que todas las personas mayores de Castilla-La Mancha puedan ir a diferentes destinos de playa o interior” consiguiendo así que todas las personas mayores tengan el derecho de poder disfrutar de estos dos programas “a un precio asequible”.

Para facilitar los trámites y solicitudes, se realizarán a través de los centros de mayores o las Federaciones de Mayores, dijo Sánchez, quién aseguró que el Turismo Social responde a las demandas de personas mayores de la región que “ahora sois personas muy jóvenes, con muchas inquietudes”.

En este sentido, ha destacado que en los Centros de Mayores se han producido cambios “impresionantes”, que se ha conseguido reducir la brecha digital y que desde el Gobierno regional se han puesto en marcha una serie de actividades gratuitas, además de otras como las rutas senderistas y balnearios. Además, ha puesto en valor las actividades de voluntariado -de mayores que acompañan a mayores cuando lo necesitan-, o la podología, encuentros, y muchas actividades para “poner en común la energía de los mayores”.

La consejera destacó que la puesta en marcha de los programas es el resultado del “trabajo y esfuerzo de muchas personas que trabajan intensamente para que esto siga adelante” y, sobre todo, de un presidente “que siempre en su mente el bienestar de las personas mayores”,  para que sigan adelante y mejoren su calidad de vida.