Los muebles que se transforman nos han perseguido durante generaciones, esos sofás cama, o muebles de los que también salía una mesa, un escritorio o una cama.

Pero Transformer Shelf es una creación de mueble cajonera de Martin Seammer. A simple vista puede parecer un sencillo escritorio o aparador, aunque sus endiduras laterales ya nos hace sospechar que bajo ella hay algo más. Un mueble que tiene la peculiaridad de ser totalmente personalizable.

Cada persona que lo adquiera puede poner sus propias ideas sobre él, plasmar su personalidad y, además tener un mueble diferente cada vez que lo desee. Yo diría que es mueble para los inconformistas y las mentes inquietas.

Hablamos de esta creación en 2008 y a día de hoy la web de Martin Sammer ya no está operativa. Será difícil conseguirlo y será un objeto de colección.

Pero como comentamos estos muebles no son únicos o si, pero hay muchas opciones disponibles en el mercado, los más habituales los sofás cama como este que os compartimos aquí.

Mueble transformer: crea tu propia versión 9

Desde aquí pasamos a los muebles de colección o muebles vintage que buscamos para llenar espacios únicos de nuestro hogar. Desde mesas, sillas de los 60, o sillas de coches, espejos antiguos, chapas de anuncios antiguos y muchas más cosas.

Llegamos incluso a montar una barra de bar en nuestra cocina para desayunar o simular un restaurante de los años 1960 para comer cada día.

Mueble transformer: crea tu propia versión 10Mueble transformer: crea tu propia versión 11

Un breve repaso por la historia del mueble os será de mucha ayuda para entender el valor de los mismos, de la calidad de los muebles más antiguos a vintage, hasta llegar a la producción en masa y “menos calidad” como pueden ser los muebles de origen sueco pero que casi todos se hacen en China.

Historia del Mueble

Historia del mueble o del mobiliario son denominaciones convencionales para designar la evolución de las artes decorativas aplicadas al mobiliario. Tradicionalmente ha sido considerada un “arte menor” o artesanía, aunque se revalorizó con las demás artes asociadas con el diseño a partir de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX (arts and crafts, art nouveau, art déco, Bauhaus).

La periodización de la historia del mobiliario recibe las mismas denominaciones que las empleadas en la historia del arte, dado que los muebles comparten con las obras de arte arquitectónicas, pictóricas y escultóricas gran parte de sus rasgos formales, aunque con cierta humildad dado su carácter artesanal. Mientras que la pintura y la escultura pueden tener un campo de fantasía ilimitado, los muebles están necesariamente sujetos a ciertas normas físicas de estabilidad, adecuación al uso (funcionalismo) y proporción al cuerpo humano (ergonomía), semejantes a las limitaciones propias de la arquitectura.

Inversamente, también se ha extendido a la historiografía del arte el uso de denominaciones de “estilos” específicos de la historia del mobiliario denominados por los periodos políticos de la historia de Francia entre los siglos XVI y XIX (estilo Enrique IV, estilo Luis XIII, estilo Luis XIV, estilo Regencia, estilo Luis XV, estilo Luis XVI, estilo Directorio, estilo Imperio).

Vanguardismo y diseño

A raíz de la Primera Guerra Mundial, se genera una necesidad de cambio e investigación, siendo pioneros Francia, Alemania y sobre todo Holanda, que no participó en la guerra. El holandés Gerrit Rietveld, quien formaba parte del grupo vanguardista De Stijl, y apostaba por el uso de maquinaria, construyó su Silla roja y azul en 1917, enfocada a que un asiento debe tener únicamente sus formas básicas. Otra de sus más famosas creaciones fueron su aparador y la Silla Zig-Zag.

Paralelamente, incorporando las ideas básicas del grupo De Stijl, en Alemania se crea la escuela de diseño Bauhaus cuyo objetivo era enseñar a los estudiantes a buscar soluciones funcionales a cada problema de diseño. Esta escuela se disolvió con la llegada del Tercer Reich. Entre sus máximos representantes se encuentran Gropius, Mies van der Rohe o Marcel Breuer, quien comenzó a experimentar con el tubo de acero para sillas, banquetas, mesas y su famoso sillón Wassily. El holandés Mart Stam diseñó la primera silla cantilever, que fue perfeccionada por Mies van der Rohe, y más tarde por Breuer consiguiendo belleza, comodidad y ahorro de material, trabajo y costo.

De forma análoga en Francia, Le Corbusier y Charlotte Perriand también diseñaron mobiliario metálico, pero con un punto de vista diferente, el mobiliario debía ser sencillo y funcional. El diseño más importante de Le Corbusier fue el sillón cúbico Grand Comfort34​ (1928).

Dado el poco éxito que tuvo el mobiliario metálico se comenzó a experimentar con madera contrachapada, siendo el precursor el finlandés Alvar Aalto. Comenzó a experimentar para curvar la madera aprovechando su humedad natural en lugar de vapor como hacía Thonet, y fundó, junto a Aino Aalto Artek en 1933 como “centro de mobiliario contemporáneo”.

Mueble transformer: crea tu propia versión 12

La industrialización de los países escandinavos fue más tardía, así que mantuvieron una artesanía de calidad e influenciada por el movimiento Arts & Crafts. Destaca en Estocolmo Carl Malmsten, quien fundó varias escuelas donde se enseñaba ebanistería además de otros oficios como música, jardinería o alfarería. Quería adaptar las formas antiguas a las nuevas necesidades. En Dinamarca, Kaare Klint pretendía adaptar las medidas del mobiliario a las necesidades básicas del hogar y en función de la figura humana. Su mayor aportación fue la estandarización de la altura mesas y sillas, y tamaño de los cajones. Comenzado ya en 1910, el estilo art déco tuvo su mayor auge en 1925, año de la Exposición de Artes Decorativas e Industriales de París, exposición de las artes del modo de vida contemporáneo exclusivamente. Émile-Jacques Ruhlmann fue un importante diseñador que trabajó sólo para la gente adinerada y consiguió que la posesión de uno de sus diseños fuera un símbolo de categoría social. Usaba el ébano de Macasar y corteza de nogal del Cáucaso, con detalles de marfil, plata y otros metales. La altura de los asientos se redujo debido a la influencia oriental, aparece la mesa de cóctel y se revitalizan los lacados, destacando en este campo la arquitecta inglesa Eileen Gray y el metalario suizo Jean Dunand, que consiguió una superficie reflectante utilizando hasta 40 capas de laca. La gente comienza a cansarse del art déco, apareciendo una nueva decoración de interiores basada en el cubismo sencillo y sin colorido. Destacan en este nuevo estilo del periodo entreguerras Ambrose Heal, dirigiendo Heal & Son, Gordon Russell o Waring & Gillow.

Información de la Historia completa del mueble en Wikipedia.

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.