escrito de monitores de up de quintanar del rey

El colectivo de monitores de la Universidad Popular de Quintanar del Rey (Cuenca) han registrado esta mañana en el Ayuntamiento de la localidad, un escrito para expresar su “apoyo” unánime a Isabel Zamora Pérez, coordinadora de dicha Universidad Popular.

Apoyo unanime de monitores y monitoras a Isabel Zamora Pérez

escrito de monitores de up de quintanar del rey
Tal como manifiestan gracias a Zamora este proyecto ha crecido y consolidado desde su creación en 2002 hasta convertirse en una de las mayores de CLM.

El colectivo de monitores se suma con su apoyo a la resolución aprobada el viernes pasado por el comité de empresa del Ayuntamiento en respaldo de Isabel Zamora, presidenta del órgano de representación de los trabajadores y trabajadoras municipales. Quien tras ser apartada de forma inmotivada y arbitraria por el alcalde de la localidad, Martín Cebrián (PSOE) de las funciones laborales al frente de la Universidad Popular (UP) que llevaba ejerciendo desde la creación de la institución en 2002.

CCOO-FSC de Cuenca se pronuncia al respecto

“No hay ningún motivo racional para esta alcaldada, que está generando gran malestar en todo Quintanar del Rey, dentro y fuera del Ayuntamiento; e incluso en otros municipios de la comarca cuyos vecinos también acuden a la Universidad Popular de Quintanar”, denuncia Lola Cachero, secretaria general de CCOO-FSC de Cuenca.

CCOO ya interpuso, en nombre de la trabajadora, demanda individual contra el Ayuntamiento quintanareño por modificación sustancial de condiciones de trabajo y vulneración de derechos fundamentales de la presidenta del comité de empresa.

El juicio, señalado inicialmente para el próximo martes, ha sido suspendido de momento por el juzgado de lo Social, ante la falta material de tiempo suficiente para recabar las pruebas documentales requeridas y citar a todos los testigos.

“Pedimos encarecidamente al señor Cebrián que aproveche este aplazamiento forzoso del procedimiento legal para reflexionar y rectificar y reponer en su trabajo Isabel Zamora, sin esperar a la celebración del juicio y a la decisión judicial.

Y pedimos al entorno personal y político del alcalde, a las personas que le quieren bien y a las que comparten con él ideas y proyectos, que le animen a recapacitar y le ayuden a salir de su obcecación, que empaña por completo su ejercicio del cargo.”

Escrito de monitoras y monitores destaca la labor de Isabel Zamora

“El escrito registrado hoy ante el Ayuntamiento de Quintanar por las/os monitoras/es de la Universidad Popular no solo subraya el valor del trabajo de Isabel Zamora como empleada municipal al frente de esta institución, frente al menosprecio del que fue objeto en el último pleno de la Corporación por parte de Martín Cebrián.”

“También ponen de relieve el valor de la tarea sindical de Isabel Zamora como presidenta del comité de empresa, repudiado obsesivamente por el alcalde”, destaca Cachero. En el caso concreto del colectivo de monitores, recuerdan en su escrito que “entramos con unos contratos precarios y ella con su defensa de nuestros intereses nos ha ayudado a conseguir los contratos actuales de personal laboral fijo discontinuo para mayor estabilidad laboral nuestra.”

Imposiciones unilaterales y arbitrarias del alcalde

“Este es sólo uno de los asuntos laborales afrontados en el seno del ayuntamiento de Quintanar del Rey, como se afrontan cada día en cualquier otro ayuntamiento, administración o empresa.

Lamentablemente, con Martín Cebrián como alcalde, tanto en su anterior etapa como en la actual, las relaciones laborales en el Ayuntamiento que preside no se encauzan jamás hacia el acuerdo en las mesas de negociación preceptivas, pero que él no gusta de convocar. Comienza siempre con imposiciones unilaterales y arbitrarias del alcalde, que abona permanentemente el conflicto y llama inevitablemente a la confrontación.”

“Confrontación que a menudo no queda más remedio que dirimir ante los tribunales, como ocurrió con los contratos de los monitores o como ahora con el apartamiento de sus tareas de la coordinadora de la Universidad Popular. Pero que, más allá de los procesos y pronunciamientos judiciales, se cronifica en el consistorio y en el municipio entero.

Porque la exigencia del señor Cebrián de alistamientos incondicionales con su persona y de respaldos ciegos a sus decisiones implica de entrada a todos los trabajadores municipales; pero termina por salpicar a familias, amistades ,y relaciones, obligando a todo el municipio a involucrarse y tomar partido en conflictos que jamás debieran haberse producido.