Se aprobó, en pleno, por unanimidad, destinar 100.000 euros a ayudas para autónomos y pymes y no cobrar la tasa de terrazas ni la licencia de apertura para nuevas empresas.

El Ayuntamiento de Miguelturra ha puesto en marcha un Plan de Medidas para el Apoyo al Empleo y la Recuperación Económica y Social de la localidad para el que ha movilizado, hasta el momento, 250.000 euros, que se van a destinar a sufragar una serie de medidas tributarias, de impulso económico y protección al empleo y para cubrir las necesidades esenciales de las familias.

La corporación miguelturreña ha aprobado en pleno, por unanimidad, destinar 100.000 euros para ayudas directas a autónomos y pequeños empresarios que hayan tenido que cesar su actividad por razón de la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Según ha puesto de manifiesto la alcaldesa de Miguelturra, Laura Arriaga, “si bien el establecimiento de ayudas no es competencia propia de un ayuntamiento, se ha alcanzado el entendimiento y el consenso entre todos los grupos políticos, ante la necesidad de apoyar a los que crean empleo y riqueza en la localidad, consiguiendo exprimir el presupuesto municipal y contar con los máximos recursos propios para ello”.

La unanimidad también se consiguió para aprobar, en el que ha sido el primer pleno en la historia del municipio celebrado de forma telemática, la modificación de dos tasas municipales, que se han suspendido, lo que significa que no se cobrará, en 2020, la relativa a la ocupación de terrenos de uso público con mesas y sillas, más conocida como la tasa de terrazas, y que beneficiará al sector de la hostelería local, y tampoco se tendrá que pagar la licencia de apertura de establecimientos hasta el 31 de mayo de 2021. Estas dos medidas de carácter tributario, junto a otras de menor calado, suponen destinar otros 69.000 euros de ingresos municipales para paliar los efectos económicos del coronavirus en Miguelturra.

Hay que destacar que, gracias al Plan de Apoyo Extraordinario para municipios, puesto en marcha por la Diputación provincial como consecuencia de la pandemia, Miguelturra va a recibir un total de 60.000 euros para labores de desinfección, adquisición de material de seguridad, donado en parte a las residencias de ancianos y comercios locales, compra de equipos de protección individual y confección de las “churrimascarillas”, entre otros.

En el Área de Servicios Sociales, por su parte, hay que destacar que, hasta ahora, se han destinado 14.000 euros a ayudas de emergencia social y al reparto de menús solidarios entre las familias más necesitadas.

Ya se está trabajando en un nuevo paquete de medidas sociales de apoyo a las familias que se financiarán con parte del superávit de los presupuestos municipales de 2019, que ascendió a 287.213 euros, para contribuir al pago del alquiler, impuestos como el IBI o el de vehículos, recibos de luz y agua y para otras necesidades vitales tales como alimentación, ropa o calzado que mitiguen, al menos en parte, el daño sufrido.

Se sigue trabajando para poner en marcha otras iniciativas.

El equipo de Gobierno de coalición, junto a los grupos de la oposición, sigue trabajando en la obtención de más financiación tanto propia como de otras administraciones para poner en marcha iniciativas que redunden en la recuperación económica y social de Miguelturra.

Desde el Área de Hacienda, que dirige Pedro Mellado, ya se analiza el impacto en los presupuestos municipales de otras medidas tales como no cobrar la tasa por recogida de residuos sólidos urbanos a bares, cafeterías y locales, y la posibilidad de poder destinar más dinero a la Mesa local por el Empleo para que se pueda ampliar el número de contrataciones dentro del Plan de Empleo municipal.

El último pleno del Ayuntamiento, que tuvo carácter extraordinario, comenzó con un minuto de silencio, a propuesta del grupo popular, que se guardó en recuerdo de las víctimas del coronavirus y como muestra de apoyo a sus familiares por el gran dolor y sufrimiento que ha supuesto esta pandemia.