La Asociación de Desarrollo (AD) del Campo de Calatrava, que gestiona fondos LEADER, presentó en junta directiva los resultados del estudio “Situación, expectativas y necesidades de las empresas del Campo de Calatrava ante la situación generada por el Covid-19”, en el que han participado 220 empresas de los 15 municipios de la comarca.

En el inicio, la presidenta Gema García Ríos incidió en que “tras la emergencia sanitaria, el grupo ha de reinventarse, sin perder de vista nuestras estrategias, y aprovechar las nuevas oportunidades que abre esta crisis sanitaria ya que el Campo de Calatrava podría ser uno de los destinos de interior más interesantes de Castilla-La Mancha y España”.

El estudio recoje la opinión de las empresas y autónomos de los diversos sectores comarcales,  20% son de turismo, un 16% de agroalimentarias, un 15% de restauración, el 13% de comercio, un 4% de Cultura; y de otras actividades y servicios dirigidas a las personas, un 18%, y de otras actividades y servicios dirigidos a las empresas, un 13%.

La afectación de la alarma sanitaria ha sido muy elevada en nuestra comarca, de manera que 6 de cada 10 empresas han estado cerradas durante la fase de confinamiento. En segundo lugar,  7 de cada 10 empresas han perdido el 80% de sus ingresos habituales, una de cada 3 se ha visto obligada a acogerse a un ERTE, y el 15% a realizar algún despido no programado. Mientras que 7 de cada 10 prevén problemas de liquidez de tesorería.

Si bien el 56% de las empresas que ha solicitado acceso a líneas de financiación de emergencia ya han conseguido acceder a las mismas, también se desprende del estudio la necesidad de mejorar los canales de comunicación para que los empresarios conozcan las ayudas puestas en marcha hasta la fecha desde las distintas administraciones. Conjuntamente con los ERTES o ceses de actividad de autónomos, la medida más solicitada por las empresas está siendo la solicitud de líneas de financiación de emergencia, mecanismo al que ya han accedido con éxito un 22% de las empresas.

En cuanto a las expectativas de las empresas para los próximos meses son bastante pesimistas. En la parte positiva, las empresas del Campo de Calatrava prevén ir volviendo paulatinamente a la actividad, especialmente en la segunda parte de 2020. Sin embargo se prevé una importante afectación dentro de las empresas.

En término de ingresos, un 78% de las empresas prevén una reducción de ingresos superior al 50% de sus ingresos habituales durante el segundo semestre de 2020. Además, las previsiones para 2021 siguen siendo pesimistas, con un 45% de empresas con previsión de facturar menos del 50% respecto a un año normal. A pesar de la importante reducción de ingresos prevista, el 56% de las empresas prevén mantener su empleo habitual durante los próximos 12 meses. En el caso de las empresas que han recibido ayudaS LEADER, 4 de cada 5 prevén un riesgo medio o alto de no poder cumplir los compromisos de generación de empleo adquiridos.

Esta importante reducción de ingresos prevista va a tener un impacto mayor en la dinámica inversora. Sin embargo, la conclusión positiva es que el 96% de las empresas prevén continuar con su actividad.

El Campo de Calatrava conoce cómo ha afectado a sus 15 municipios el coronavirus tras analizar 220 encuestas a empresas 3

Una de cada tres empresas afirma haber desarrollado durante estas últimas semanas algún aprendizaje que podrá ser de aplicación a futuro, y favorecedor para su negocio a medio y largo plazo, señalando como principales aprendizajes la importancia de la digitalización y la posibilidad de aplicar el teletrabajo.

Toda la afectación prevista no se distribuye de manera homogénea a nivel sectorial. En cuanto a las empresas participantes en el estudio, El sector menos afectado será el agroalimentario, en el cual el empleo se mantendrá en una medida muy alta. Los sectores más afectados, de acuerdo a las empresar participantes en el estudio,  serán, a medio plazo, la restauración y cultura, donde menos de la mitad de sus empresas prevén poder mantener el empleo habitual en el horizonte de un año. Y afectará de forma importante al sector turístico en términos de ingresos, pero mantendrá su empleo y sus inversiones relativamente mejor que los sectores de restauración y cultura.

Las medidas de apoyo más demandadas

La extensión de los ERTEs hasta que la actividad vuelva a la normalidad, y las medidas de alivio en el ámbito fiscal y en las cargas sociales de las empresas, son las medidas de apoyo más demandadas por las empresas.

A nivel del turismo cultural, uno de los activos económicos de la comarca, las empresas vinculadas con la iniciativa Parque Cultural Calatrava consideran que el Plan de Acción definido debe mantener su vigencia, priorizando la digitalización como la medida más relevante en este nuevo escenario. Las empresas consideran que es necesario concentrar la promoción en la gastronomía y los productos agroalimentarios locales y en la cultura, proponiéndose Madrid y Andalucía como los mercados prioritarios donde promocionarse.

En el debate de la Junta directiva, sus miembros abogaron por reforzar su labor de información y asesoramiento a las empresas de la comarca, actuando de “correa de transmisión” de las ayudas existentes, al tiempo que se trabaja en otras líneas estratégicas para la comarca, como su posicionamiento como destino turístico seguro, la búsqueda de canales cortos de comercialización en el sector agroalimentario, y el aprovechamiento de las oportunidades que, para el ámbito rural, pudieran derivarse de esta crisis.