El Ayuntamiento de Miguelturra exigirá responsabilidades a la empresa que tiene adjudicada la explotación de la piscina municipal, ante el cierre cautelar de estas instalaciones decretado hoy lunes, 29 de julio por la Dirección General de Salud Pública.

La decisión de no abrir al público la piscina municipal se ha tomado después de que una inspectora de Sanidad, en una visita rutinaria, realizada a las 11:50 horas, haya medido el pH y el cloro en los tres vasos, detectándose que no se alcanzaban los niveles establecidos por la normativa aplicable.

La Concejalía de Deportes, como medida de precaución, ha suspendido la clase prevista para este lunes de los cursos de natación para adultos, que tiene lugar entre las 20:00 y las 21:00 horas. Asimismo, tampoco se ofrecerán las clases de aqua zumba de este martes, 30 de julio, entre 10:00 y 11.45 horas, ni los cursos de natación que se imparten en este mismo horario.

Está previsto que la Inspección de Sanidad lleve a cabo, 24 horas después, este mismo martes, una nueva medición de los niveles de pH y cloro para que la piscina pueda abrirse de nuevo al público.

El Ayuntamiento de Miguelturra pide disculpas a todos los ciudadanos que hayan podido verse afectados por las molestias causadas. Desde los servicios municipales implicados se ha trabajado desde el primer momento para obtener información de lo ocurrido y para que se pongan en marcha las medidas necesarias para la reapertura.

En cualquier caso, en la Oficina Municipal de Atención al Consumidor (OMIC), se atenderán todas las quejas y sugerencias que se reciban al respecto para trabajar en la mejora del servicio.

Ayuntamiento