La Dirección Provincial de Bienestar Social de Albacete ha puesto en marcha, a través del Servicio de las Familias y Menores, el proyecto ‘Tramas’, una experiencia piloto basada en el trabajo en red para atender a menores en situación de riesgo de la provincia albaceteña, que pone en práctica una metodología de trabajo diferente a la habitual coordinación interinstitucional.

El proyecto ha sido recientemente reconocido con uno de los diplomas a las ‘Mejores prácticas de gestión interna’ en los VII Premios a la Excelencia y Calidad en la Prestación de los Servicios Públicos de Castilla-La Mancha convocados por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

‘Tramas’ surge a partir de los profesionales de los distintos servicios que atienden a los menores y sus familias en situación de especial gravedad social. Al detectar situaciones de descoordinación entre instituciones, falta de criterios u objetivos comunes, a fin de evitar vacíos de atención y duplicidades.

Así, el trabajo en red va más allá del mero intercambio de información entre profesionales para construir de forma conjunta el caso, es decir, se trata de un trabajo colaborativo en el que se elaboran hipótesis comunes sobre las variables que determinan el funcionamiento particular del menor, su familia y su entorno.

Ls profesionales abordan el caso de forma directa con el menor y su familia, alcanzando acuerdos sobre las intervenciones a realizarse. Siempre se tiene presente la demanda de la familia y se planifican intervenciones que se ajusten al sistema de valores y peculiaridades de cada caso.

La comunicación entre los profesionales que forman el equipo es presencial y con una periodicidad establecida, fomentando la sistematización de la intervención, el conocimiento mutuo entre servicios y recursos, y la formación de redes profesionales.

El equipo técnico del proyecto cuenta con 15 profesionales, entre ellos, médicos, trabajadores sociales, psicólogos y maestros.