Más de 5.000 personas evitaron desplazamientos para someterse a un PET-TC para el diagnóstico de enfermedades oncológicas desde que en junio de 2017 se pusiera en funcionamiento en Guadalajara la primera de las unidades móviles que realizan esta prueba en la región.

Más de 5.000 personas evitaron desplazamientos para someterse al PET-TC desde la entrada en servicio de las Unidades Móviles 1

Así lo subrayó el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante una reunión que celebran los miembros de la Red Regional de Medicina Nuclear en la localidad guadalajareña de Molina de Aragón.

Estas unidades móviles, que actualmente prestan servicio en los hospitales de Guadalajara, Albacete, Cuenca, Toledo, Alcázar de San Juan y Talavera, no sólo han evitado desplazamientos a los pacientes para realizar una prueba que proporciona un diagnóstico certero y preciso, sino que ha sido valorado con gran satisfacción por parte de los usuarios, que lo calificaron con un 9,5 en diferentes encuestas, y de los propios profesionales.

Acompañado por el coordinador regional de la Red, y jefe del servicio de Medicina Nuclear del Hospital de Ciudad Real, Ángel Soriano, por la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal, y por los gerentes de las distintas áreas sanitarias que cuentan con la unidad móvil, el consejero ha destacado que “es importante acercar este servicio, que éste sea un buen servicio y que los usuarios lo reconozcan”.

En este sentido, apuntó que el objetivo ahora es crear unidades fijas de Medicina Nuclear en las cinco provincias castellano-manchegas, que se van a ir constituyendo a medida que finalicen las obras de los diferentes hospitales.

A la fecha, la unidad móvil realizó 2.109 pruebas en Guadalajara, 1.997 en Albacete, 135 en Alcázar de San Juan, 234 en Toledo, , 301 en Talavera y 332 en Cuenca.

Jesús Fernández destacó la importancia del trabajo de la Red Regional, que tiene más de 50 profesionales que realizan cerca de 30.000 actuaciones clínicas al año. También apuntó que próximamente se busca incorporar nuevos profesionales, como oncólogos y radioterapeutas, además de “dar voz a los pacientes mediante la incorporación de asociaciones a las reuniones de la Red”.

“Trabajamos para todos los ciudadanas y ciudadanos porque el propósito de este Gobierno es acercar la Sanidad a todos los núcleos”, ha concluido.

El trabajo de la Unidad Regional de Medicina Nuclear de Castilla-La Mancha (URMN( tiene como finalidad integrar los distintos servicios de Medicina Nuclear de la región para garantizar una asistencia uniforme y de calidad a todos los ciudades de la Comunidad Autónoma, así como facilitar la conexión en red de los equipos y personas relacionadas con los servicios de Medicina Nuclear para facilitar el acceso a estudios completos, aumentando el nivel de integración de la imagen diagnóstica.

Más de 5.000 personas evitaron desplazamientos para someterse al PET-TC desde la entrada en servicio de las Unidades Móviles 2

A su vez, pretende trasladar el ámbito asistencial, docente e investigador toda iniciativa de gestión clínica integral, y que los profesionales implicados puedan ofrecer una atención y soporte específico y especializado en la materia a toda la región, y todo con el objetivo final de garantizar calidad asistencial y máxima satisfacción por parte de los pacientes.

Geriatría en Molina de Aragón

Del otro lado, el consejero de Sanidad informó que el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento de esta localidad contará próximamente con consulta de Geriatría para dar servicio a vecinas y vecinos de la comarca de Molina de Aragón.

Más de 5.000 personas evitaron desplazamientos para someterse al PET-TC desde la entrada en servicio de las Unidades Móviles 3

Según ha expresado Fernández Sanz, la apuesta por el envejecimiento activo del Gobierno de Castilla-La Mancha “resulta fundamental y debe reflejarse en la atención a las personas mayores, y por eso el servicio de Geriatría debe acercarse a la comarca de Molina”.