Según los últimos datos facilitados por el IMSERSO correspondientes al mes de mayo, un total de 13.536 personas con distintos grados de dependencia están siendo atendidas en la provincia de Toledo a través del Sistema de Atención a la Dependencia de Castilla-La Mancha, lo que representa un incremento del 56,3 por ciento y 4.876 beneficiarios más, frente a las 8.660 personas que había en julio de 2015 antes de iniciarse la legislatura del actual Gobierno de Emiliano García-Page.

Igualmente, el volumen de prestaciones que se están ofreciendo en la provincia a estas personas, con un total de 15.349, ha aumentado en un 42,44% y son 4.573 prestaciones más, ya que en julio de 2015 sólo estaban concedidas 10.776.

El director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez, subrayaba que “estos datos no son simples números, sino que representan seguir remontando en nuestra tierra en el esfuerzo por atender a más personas dependientes y mejor”, un empeño que -según añadía- “es una prioridad para el Gobierno regional y refleja también el buen trabajo de nuestros profesionales”.

En este mismo sentido, Gregorio Gómez destacaba que hasta el pasado 31 de mayo “se ha registrado también una significativa reducción de un 50,56 por ciento en el volumen de solicitudes pendientes de valorar, lo que se traduce en que un total 1.453 personas de la provincia y sus familias han dejado de esperar la resolución de sus expedientes y están recibiendo la atención que precisan según sus necesidades”.

Asimismo, desde el inicio de la legislatura y hasta este mes de mayo, se ha reducido en un 47 por ciento el número de expedientes pendientes del PIA (Programa Individual de Atención), con la resolución de un total de 3.697 expedientes.

Evolución en las prestaciones ofrecidas

Con respecto a las prestaciones que reciben las personas en situación de dependencia de nuestra provincia, el ‘Servicio de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal’ (SEPAP-MejoraT) ha registrado un notable aumento superior al 206 por ciento, con un total de 1.110 usuarios recibiendo este servicio al finalizar el mes de mayo, mientras en julio de 2015 sólo eran 362.

Igualmente, las ‘Prestaciones vinculadas al servicio’ se han incrementado en nuestra provincia en un 128,9 por ciento, con un total de 1.806 usuarios beneficiarios (en 2015 eran 789). A continuación, se sitúan los servicios de Ayuda a Domicilio, con un aumento del 121,4 por ciento y un total de 3.746 personas dependientes atendidas (en 2015 eran 1.692).

Los usuarios de Centros de Día se han incrementado en un 94,8 por ciento, con un total de 859 personas que padecen distintos grados de dependencia recibiendo atención en estos centros de la provincia de Toledo (en 2015 eran 441).

Con respecto al servicio de Teleasistencia, se refleja una subida del 49,5 por ciento, con un total de 1.364 personas dependientes atendidas, mientras en julio de 2015 eran 912.

Por último, los usuarios de plazas residenciales se han incrementado en un 18 por ciento, con un total de 3.189 personas dependientes recibiendo atención residencial en la provincia de Toledo hasta finales del pasado mes de mayo.