La Delegación de Gobierno ha cogido este martes la toma de posesión de Manuel González Ramos como nuevo responsable gubernativo en Castilla-La Mancha, un acto al que ha asistido la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, para trasladarle la disposición del Ayuntamiento a colaborar en cuantos asuntos sean beneficiosos por los toledanos y las toledanas.

El nuevo delegado ha tendido la mano la mano a la Junta de Comunidades y al Ayuntamiento para trabajar “desde la generosidad, la solidaridad y el bien común para esta tierra y para su gente”.

“Nos esforzaremos para que el vínculo entre el Estado y el Gobierno autonómico sea beneficioso para la región”, ha dicho el nuevo delegado, quien ha apelado al ejemplo de Toledo como ciudad de la tolerancia y el entendimiento intercultural para mantener este espíritu en el ámbito de la colaboración institucional.

El nuevo delegado ha hecho hincapié en la necesidad de estrechar la colaboración entre las administraciones para luchar contra la violencia machista porque “como sociedad tenemos que unirnos todos y todas para acabar con este problema de primer orden”.

Al acto de toma de posesión también han asistido, entre otras autoridades, el vicealcalde, José Pablo Sabrido; los concejales del Gobierno Local Javier Mateo y Juan José Pérez del Pino; el presidente regional, Emiliano García-Page; el presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, y el presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, entre otros, aparte de los mandos regionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.