Los taxistas de Ciudad Real esperarán a que sus clientes entren a sus domicilios, una vez realizado el desplazamiento si así lo solicitan. Así lo han dado a conocer la concejala de Igualdad, Ana belén Chacón, y el presidente de la Asociación Local de Taxistas, en la presentación de la campaña “Dímelo. Si quieres puedo esperar a que entres”, en el Día Internacional de eliminación de la violencia contra la mujer.

Los taxistas de Ciudad Real esperarán a que sus clientes entren a sus domicilios, una vez realizado el desplazamiento si así lo solicitan. Así lo han dado a conocer la concejala de Igualdad, Ana belén Chacón, y el presidente de la Asociación Local de Taxistas, en la presentación de la campaña “Dímelo. Si quieres puedo esperar a que entres”, en el Día Internacional de eliminación de la violencia contra la mujer.           

Los 47 taxis con los que cuenta la capital, prestarán este servicio cuando alguien lo demande, para dotar de una mayor sensación de seguridad a los usuarios, sobre todo en horario nocturno.

Chacón valoraba esta iniciativa, agradeciendo al colectivo de los taxistas “que se han mostrado encantados de en participar en esta iniciativa, que ya se ha celebrado en otras localidades”.

Los taxis llevarán una pegatina en sus vehículos para visibilizar que cualquier mujer u hombre que quiera, pueda pedir a los taxistas que esperen hasta que entren en sus domicilios. “Ojala que no tomar este tipo de iniciativas, pero mientras las soluciones, la igualdad real y esa no-violencia llega a todas y todos, tenemos que seguir haciendo este tipo de iniciativas”.

El presidente de la Asociación Local de Taxistas, Alberto Carrión, reconocía que estas acciones ya se estaban realizando de forma oficiosa, pero en ocasiones no se permanecía por no incomodar porque no todo el mundo es igual y tiene los mismos miedos. Ciudad Real es ciudad pequeña, en la que se vive estupendamente, donde no hay delincuencia habitual, pero la violencia de género existe y el colectivo de los taxistas quiere ser partícipe, y en lo que esté en nuestra mano, poder ayudar”.

Carrión afirmaba que “Lo único que tendrán que hacer será solicitarlo, sin recatos, y nosotros encantados”. Los taxis de Ciudad Real además no llevan publicidad denigrante contra la mujer.