Los modelos analíticos alternativos: nueva forma de calificación crediticia según GDS Modellica

Título: La calificación crediticia alternativa como solución para otorgar más préstamos

En el mundo financiero, los bancos y prestamistas han utilizado durante mucho tiempo criterios tradicionales para evaluar el riesgo de crédito. Sin embargo, estos métodos están hoy obsoletos y excluyen a una parte importante del mercado. Ante la presión económica, el aumento de pérdidas por impago y fraude, las entidades financieras se enfrentan a desafíos para aprobar más préstamos comerciales y de consumo. Es en este contexto donde la calificación crediticia alternativa emerge como una solución efectiva.

La industria de préstamos se ha vuelto extremadamente competitiva y costosa en la actualidad. Los modelos de calificación crediticia tradicionales y alternativos tienen el mismo propósito, pero difieren en los criterios utilizados para determinar la puntuación de un prestatario. Los datos alternativos, como el comportamiento en redes sociales, pagos de facturas o historial de compras, brindan una visión mucho más completa y real de los solicitantes de crédito.

La calificación crediticia alternativa otorga a los solicitantes sin antecedentes crediticios sólidos la oportunidad de recibir un préstamo. Al utilizar criterios de confiabilidad diferentes, se logra llegar a nuevos clientes. Para lograr un crecimiento sano en el otorgamiento de créditos, las instituciones financieras deben transformar su gestión del riesgo utilizando tecnología inteligente y automatizada, según Antonio García Rouco, director general de GDS Modellica, empresa especializada en tecnología analítica y gestión de decisiones.

La tecnología juega un papel fundamental en la calificación crediticia alternativa, ayudando a reducir costos operativos y aumentar la productividad. GDS Modellica utiliza Big Data, Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático en sus soluciones y tecnología para evaluar créditos de manera más eficiente y rentable. Esto permite a las entidades financieras ampliar su base de clientes y distribuir más préstamos con una mejor comprensión del riesgo crediticio involucrado.

La calificación crediticia tradicional se basa en criterios como historial de pagos, deudas actuales, índice de utilización del crédito y duración del historial de crédito. Sin embargo, la calificación crediticia alternativa va más allá, evaluando aspectos como gastos de alquiler, servicios públicos, habilidad para pagar otros préstamos y detalles más profundos como educación, ocupación o presencia en redes sociales. Con esta información adicional, las entidades financieras obtienen un perfil integral del cliente y determinan de manera más precisa su nivel de riesgo.

Los modelos alternativos representan una oportunidad para los otorgantes de crédito. Si se garantiza la privacidad y se implementan mecanismos efectivos de gestión, los solicitantes de créditos estarán más dispuestos a compartir su información bancaria. Un sistema dedicado de gestión de riesgos y calificación crediticia ayuda a las instituciones financieras a tomar decisiones más informadas, generando beneficios a largo plazo tanto para la empresa como para los tomadores del crédito.

En conclusión, la calificación crediticia alternativa se presenta como una solución efectiva y más inclusiva para el otorgamiento de préstamos. A través de la tecnología y el análisis de datos alternativos, las entidades financieras pueden evaluar de manera más precisa el riesgo crediticio y ampliar su base de clientes. La calificación crediticia tradicional está quedando obsoleta, y es necesario adaptarse a las nuevas necesidades del mercado para promover el crecimiento sostenible en la industria crediticia.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×