Alrededor de 50 profesionales del Transporte Sanitario de Cuenca –huelguistas y trabajadores/as fuera de turno que pudieron hacerlo- se concentraron en la mañana de ayer ante las puertas del Hospital Virgen de la Luz, en la tercera semana de huelga para exigirle a la UTE adjudicataria del servicio el pago de los salarios establecidos en el convenio colectivo vigente.

Los huelguistas se concentraron frente al hospital Virgen de la Luz de Cuenca por el cumplimiento del convenio de Transporte Sanitario 1

La huelga se generalizó a las cinco provincias de CLM desde el martes 29 de septiembre pasado, porque todas las contratas llevan incumpliendo el convenio desde el 1 de enero y adeudan ya una media de más de 1.700 euros a cada trabajador/a del sector. Pero la UTE Ambulancias Cuenca ni siquiera cumplía el convenio anterior, lo que llevó a CCOO, mayoritaria en el comité de empresa, y a USO, a convocar ya una primera semana de huelga entre el 7 y el 11 del mes pasado, mientras el resto de las provincias aceptó aplazar el inicio de los paros para dar una oportunidad a la negociación, que finalmente no se produjo.

A la concentración de hoy en Cuenca se sumaron la práctica totalidad de las personas que pueden hacer la huelga, dado que ningún/a trabajador/a de Urgencias puede hacerla y de los/as 85 asignados/as al transporte programado apenas pueden secundarla 30, muchos/as con contratos en prácticas.

CCOO ya ha recurrido estos servicios mínimos, que en toda la región son del 100% en el transporte sanitario urgente y también cercanos al 100% en el programado y que el sindicato considera abusivos, “pura desfachatez”, según los definió ayer el responsable regional del sector de CCOO-FSC CLM, Alfonso Tercero.

Pero también están siendo especialmente conflictivos en Cuenca, por lo que centraron buena parte del Manifiesto leído durante la concentración.

Primero, la consejería de Sanidad no publicó el decreto de servicios mínimos para la provincia de Cuenca hasta las cero horas del 29 de septiembre, en el mismo instante en que comenzaban los paros. Ni empresa ni trabajadores sabían a qué atenerse.

Después, la consejería indujo a la UTE Ambulancias Cuenca a ampliar aún más los servicios de prestación obligatoria, añadiendo “derivados de alta hospitalaria de paciente COVID y los derivados de alta hospitalaria ordinaria si la cama liberada se necesita para el ingreso de un paciente COVID”.

“Esta ampliación de los servicios mínimos se está aplicado sin que por parte de la Consejería se haya publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha resolución alguna, con lo que a la vulneración del derecho constitucional de los trabajadores a hacer huelga se añade incertidumbre e inseguridad jurídica”, subraya Mª José Villanueva, presidenta del comité de empresa UTE Ambulancias-Cuenca.

Los huelguistas conquenses seguirán concentrando todos los jueves, el próximo ante la delegación provincial de Sanidad. Y los que puedan hacerlo se sumarán también a las concentraciones convocadas los viernes, a partir de hoy, en la sede de la Consejería de Toledo, a la que las plantillas del Transporte sanitario reclaman su intervención, como titular del servicio, en el conflicto por el incumplimiento patronal de los deberes económicos establecidos en el convenio vigente.