Los fotógrafos Julián Rojas, Bernardo Pérez, Claudio Alvarez y Cristóbal Manuel se han reencontrado con su obra durante la visita realizada a la exposición que reúne algunos de los mejores trabajos gráficos publicados en el diario El País en el Museo Cristina García Rodero en Puertollano (Ciudad Real).

Los cuatro maestros de la fotografía junto a la portavoz del equipo de gobierno, Ana Carmona recorrieron durante el fin de semana las tres plantas del primer espacio museístico de España dedicado a la puertollanense García Rodero y pudieron redescubrir trabajos que forman parte de la historia de periodismo gráfico.

Rojas y Pérez visitaron Puertollano a finales de octubre del pasado año durante la apertura de la muestra, pero motivos profesionales y el cierre perimetral impidieron el desplazamiento de Claudio Alvarez y Cristóbal Manuel (redactor jefe de fotografía de El País y Premio Ortega y Gasset de Periodismo Gráfico), que ahora han podido conocer a fondo tanto la exposición como la colección permanente de la obra de García Rodero.

La última imagen de Günter Grass

Julián Rojas reconoce que fue muy complicada la tarea de seleccionar tan solo una decena de fotografías entre las centenares que ha realizado a lo largo de su trayectoria. «Decidí que fueran más o menos actuales, que no fueran muy antiguas, casi todas en color, tan solo una en blanco y negro de emigrantes cuando saltaron la valla de Melilla”.

Rojas optó por mostrar únicamente trabajos de reportaje, ya que otros “compañeros” de El País se habían decantado por la fotografía política o de viajes. De la decena que expone en Puertollano sobresale una entre todas, quizás la última imagen en vida del escritor alemán Günter Grass, una semana antes de su fallecimiento en Alemania.

Los agujeros negros del Planeta

En la planta baja del Museo García Rodero se encuentra la obra gráfica de Bernardo Pérez, que corresponden a una serie de reportajes “Los agujeros negros del Planeta” publicados hace una decena de años, en los que plasmó la cruda realidad social en distintos puntos del mundo.

Desde la prostitución infantil en Bangladesh a la enfermedad del sueño y la malaria en República centroafricana, el abandono de los ongs tras el terremoto o las ceremonias de vudú en Haití o el conflicto de Gaza que desgraciadamente sigue siendo actualidad.