Bajo el título de ‘Por unas Navidades seguras, el mejor regalo es cuidarnos”, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha han enviado a todos los centros educativos de la comunidad autónoma una guía con una serie de recomendaciones dirigidas al alumnado y al profesorado para minimizar la transmisión de la COVID-19 en Navidad.

Con este manual se pretende evitar los contagios en los hogares en estas fechas tan señaladas y a la vez propiciar una vuelta a las aulas lo más segura posible tras este periodo vacacional.

La guía recoge recomendaciones de todo tipo con el fin de no bajar la guardia y seguir manteniendo conductas tanto de autoprotección como de prevención de la transmisión entre personas cercanas, algunas de ellas potencialmente más vulnerables como los mayores.

Entre las recomendaciones generales se señala que siempre hay que tener en cuenta las 6 M: Mascarilla (uso de la misma todo el tiempo que sea posible); Manos (lavado frecuente de las mismas durante al menos 20 segundos); Metros (mantenimiento de la distancia física de 1,5 metros); Maximizar la ventilación y las actividades al aire libre (manteniendo las ventanas y puertas abiertas en la medida de lo posible); Minimizar número de contactos (preferiblemente siempre la misma burbuja), y Me quedo en casa (en caso de síntomas, diagnóstico o contacto con una caso de COVID-19).

Igualmente, se señala que se deben respetar en todo momento la regulación autonómica relativa a medidas de restricción para evitar aglomeraciones: movilidad nocturna, normas de aforo en locales comerciales y hostelería, celebración de eventos, actividades deportivas y religiosas, etc.

También se recomienda felicitar por teléfono o videoconferencia en vez de hacerlo en persona.

Recomendaciones sobre viajes, reuniones familiares y compras

En materia de viaje se señala que lo mejor es no hacerlo y quedarse a celebrar la Navidad con las personas con las que se convive habitualmente. Para las personas que regresan a casa por vacaciones, se les recomienda limitar al máximo las interacciones sociales y extremar las medidas de prevención los 10 días antes. Además, deberán atenerse a las medidas preventivas aplicables en la comunidad autónoma y localidad. Y una vez en casa, limitar los contactos, respetar la burbuja de convivencia e interactuar sobre todo al aire libre, en lugar de en el interior.

En cuanto a las reuniones y celebraciones familiares se recomienda solo juntarse con personas con la que se conviva y cuanta menos mejor. Y si hay que hacerlo con otras personas, recibirlos con hidroalcohol, etc. y limitar las muestras de cariño a gestos y palabras, sin besos y abrazos. También se señala que se debe usar la mascarilla todo el tiempo excepto cuando se vaya a llevar la comida o bebida a la boca, bien colocada y no bajarla para hablar. No se debe dejar encima de la mesa, en el codo o colgada de la oreja.

Una buena idea, se señala, es tener algunos sobres de papel para que los comensales puedan guardar correctamente la mascarilla. Igualmente se recomienda, si es posible, sentarse en sitios alternados para mantener distancias; que la mesa la sirva sola una persona, no brindar y no mezclar los vasos.

Asimismo se recomienda no levantar mucho la voz, cantar o gritar para evitar aerosoles. Si se pone música que no esté muy alta, para no tener que forzar la voz.

Por último, se indica que es mejor planificar las compras navideñas con antelación para evitar lugares muy concurridos, que no sean en horas punta y apoyar al pequeño comercio local.

Junto con esta información, los centros han recibido una carta de los titulares de las Consejerías de Educación y Sanidad, Rosa Ana Rodríguez y Jesús Fernández, trasladando la enhorabuena del Gobierno regional a la comunidad educativa por el ejemplo dado y el trabajo realizado durante el primer trimestre.