La limpieza a fondo cuando llega una nueva temporada incluye la puesta a punto del colchón. Este es un tema importante que no siempre se tiene en cuenta. Para que el mismo se mantenga en buenas condiciones debemos hacer una limpieza extrema en la transición de verano a invierno. Y desde luego, eso nos asegura que el mismo esté en las mejores condiciones de limpieza. Te contamos cómo limpiarlo de una manera fácil y completa.

Por qué limpiar el colchón

Como todo el mobiliario en casa, el colchón retiene polvo y debe limpiarse cada cuatro o seis meses. Parte de la salud es que el mismo no tenga polvo y ácaros. Su buen manejo nos permitirá descansar con comodidad pero también el contacto con bacterias y otros.

Desde luego, que el colchón está cubierto por la ropa de cama que evita precisamente que se llene de polvo y se ensucie. Por eso es importante que las sábanas sean repuestas cada semana. Aunque parezca poco importante, tender bien la cama asegura que retiremos el polvo diario del colchón. No basta con solo tender bien la cama. Hay que sacudir bien la sábanas y volverlas a colocar.

Hay que disponer de unos minutos para la tarea, así que la cama quede bien tendida pero que se sacuda bien. La ventilación de la ropa de cama es importante por ello debemos sacudirla al retirarla y volver a ponerla. Dejar la cama sin tender es uno de los peores hábitos y debemos evitarlo a toda costa. Porque no se ve bien y no es saludable.

Airear la ropa de cama cada día y limpiar el colchón evita que en el mismo se acumulen malos olores. Olores y polvo así como gérmenes se evitan fácilmente limpiando el colchón.

Un paso a paso para limpiar el colchón

para limpieza del colchon
El cuidado del colchón no requiere grandes preparativos ni productos, con poco se hace la limpieza. Se puede utilizar limón y agua, bicarbonato, vinagre, agua oxigenada y detergente. Cuando se utiliza agua y limón, se pueden evitar fácilmente todo tipo de manchas de sudor y otros. Además aromatiza ligeramente el mismo.

El bicarbonato es el producto más utilizado para limpiar el colchón. Se mezcla con agua tibia buscando una consistencia de pasta y con esta se eliminan todo tipo de manchas. También el vinagre disfruta de popularidad en la limpieza del dormitorio, elimina manchas, olores de sudor y se aplica fácilmente. Basta con utilizar un paño húmedo con vinagre y frotar la zona manchada.

También se puede utilizar agua oxigenada que es perfecta para las manchas de sangre. Estas ya sabemos que son difíciles de retirar. Aplicar un poco de vinagre sobre la mancha con un paño de algodón y frotar. También el detergente funciona de la misma manera, luego de aplicarlo y frotar hay que lavar con agua y secar bien.

Desde luego, para decidirnos por estos productos debemos leer las indicaciones del colchón. El material del que está fabricado para no dañarlo. Aunque estos productos funcionan bien en todo tipo de telas de colchón.

Limpiar el colchón

limpieza del colchon

Hay que empezar por el retiro de las manchas. Para ello utilizar agua fría y detergente líquido, más agua que detergente. Haciendo espuma aplicamos sobre el colchón con una esponja suave. Frotamos hasta comprobar que la mancha desaparece. Es importante tener en cuenta que no debemos mojar el colchón, o lo arruinaremos irremediablemente. Esta espuma de jabón se va aplicando de poco sobre el mismo. Y al acabar de retirar la mancha se saca el detergente con un paño humedecido en agua y se seca utilizando un secador para el cabello.

El paso siguiente es la desinfección, para lo que utilizaremos el bicarbonato. El que esparcimos sobre el colchón con un tamizador y luego rociamos el colchón con agua oxigenada en un pulverizador. Dejamos actuar durante 40 minutos y volvemos a rociar con agua oxigenada.

Lo siguiente es frotar con una esponja suave hasta sacar lo sucio. Al terminar de limpiar cuando ya la esponja ha sacado lo sucio retiramos el bicarbonato sobrante utilizando una aspiradora. Cuando lo hayamos retirado todo y para que se seque la humedad, aireamos durante una hora al sol. Podemos también ayudarnos a secarlo totalmente con el secador.

Vuelta a su lugar y como nuevo el colchón permanecerá limpio durante la temporada invernal. Hasta que llegue el verano y toque la limpieza de temporada y lo limpies tan fácilmente como te hemos indicado.

Una rutina de limpieza que debemos tener siempre en cuenta para asegurarnos el cómodo descanso en un ambiente de limpieza. Así que nuestro colchón sirva bien a su cometido pero nos evitemos alergias y otras incomodidades provocadas por la inevitable acumulación de polvo en el mismo. Y sin que resulte caro o necesites ayuda profesional, solamente recurriendo a productos que ya tienes para la limpieza del hogar. Destina un medio día de tiempo para lograr esta limpieza paso a paso con estupendos resultados.

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.