Durante el último año, marcado por la pandemia y el teletrabajo, las visitas a las consultas de los fisioterapeutas han aumentado considerablemente. Esta es una de las observaciones del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla – La Mancha (COFICAM) en los últimos meses y que da a conocer con motivo del Día Internacional del Trabajo el próximo 1 de mayo.

Si, en los últimos meses hemos visto como muchos de los pacientes que acuden a nuestra consulta relacionan sus dolencias de alguna manera con el teletrabajo. Antes de la pandemia no era habitual que los pacientes hicieran referencia a esta situación como posible causa de sus dolores”, afirma José Luis García Galgo, fisioterapeuta de COFICAM.

La zona cervical y lumbar, las más afectadas

Aunque el desgaste que soportan los empleados en su jornada laboral es distinto según las profesiones a las que se dediquen, todos de alguna u otra manera pueden sufrir lesiones.  En este sentido, “las profesiones sedentarias que requieren estar más horas sentados, como el caso de los transportistas o aquellos que trabajan frente al ordenador, dan lugar a lesiones o dolores en la zona cervical y lumbar”, señala García Galgo.

- patrocinador -

En los trabajos más físicos, como pueden ser las cadenas de manipulados con movimientos repetitivos; o en las que se carga peso, como los repartidores o cámaras de televisión “la mayor parte de las consultas son por patologías de hombro o por lumbalgias”, confirma el fisioterapeuta.

Recomendaciones para evitar lesiones

La campaña de concienciación “Tic´s: ponte al día y actualízate” sobre salud postural puesta en marcha por COFICAM da las claves para una buena salud postural en trabajos de oficina y teletrabajo:

  • La pantalla del ordenador debe estar a la altura de tus ojos y en posición frontal. Además, la distancia idónea entre la pantalla del ordenador y tú es de 40 centímetros aproximadamente.
  •  Apoya los pies en el suelo y no permitas que cuelguen. Lo ideal es que las piernas formen con el suelo un ángulo de 90 grados o que las rodillas estén ligeramente por encima de las caderas. Si la silla no es regulable en altura se recomienda el uso de un reposapiés para una postura adecuada.
  •  En cuanto a la piernas, no las cruces ni te sientes sobre ellas y si tienes la manía de cruzarlas, es preferible que las alternes. Relaja tus hombros y pon tus brazos en un ángulo recto.
  •  La espalda debe tener una buena sujeción, espe­cialmente en la zona lumbar. Para ello, utiliza todo el respaldo de la silla o sírvete de cojines o refuer­zos lumbares.
  • Parar a descansar la vista. Es recomendable apartar la mirada de la pantalla y mirar alternativamente hacia puntos concretos. Si es posible asómate por la ventana para mirar hacia espacios abiertos de vez en cuando.
  • Al escribir y utilizar el ratón, los antebrazos deben estar apoyados. Es preciso evitar tenerlos flotando o que las muñecas se doblen excesiva­mente. Además, el ratón y el teclado deben situar­se a la misma altura en la mesa de trabajo.
  •  Además, es recomendable cambiar de postura a menudo y hacer estiramientos o movimientos circulares que destensen cervicales, muñecas y espalda. “que trabajan muchas horas sentadas deben intentar levantarse al menos una vez cada hora y si lo pueden acompañar de un pequeño paseo, mejor. También se puede aprovechar para realizar las llamadas telefónicas de pie”, cuenta el colegiado.

En el caso de profesiones que consistan en cargar peso el fisioterapeuta afirma que es fundamental emplear una técnica adecuada para la manipulación de cargas siguiendo las indicaciones de los correspondientes servicios de salud laboral o prevención de riesgos. “También sería muy interesante hacer un pequeño calentamiento antes de la comenzar con la jornada laboral y terminar con estiramientos de las zonas corporales que más han trabajado con su actividad laboral”, comenta.

Por último, García Galgo señala que para los puestos de trabajo dónde se realizan movimientos repetitivos es muy importante “intentar variar esos gestos y hacerlos con movimientos lo más globales posibles para evitar que pequeñas articulaciones sufran”.

Folleto recomendaciones posturas

- todos contra el coronavirus -