Con el fin de mantener la actividad física, hábito tan importante para la salud y más en estos tiempos de pandemia con las restricciones impuestas en numerosos ámbitos, la Universidad Popular de Ciudad Real oferta este año diferentes disciplinas como zumba, yoga, taichí o pilates para todas las edades que se desarrollan de forma online con sesiones por streaming en directo. 

Con el fin de mantener la actividad física, hábito tan importante para la salud y más en estos tiempos de pandemia con las restricciones impuestas en numerosos ámbitos, la Universidad Popular de Ciudad Real oferta este año diferentes disciplinas como zumba, yoga, taichí o pilates para todas las edades que se desarrollan de forma online con sesiones por streaming en directo. 

Las clases están estructuradas en tres grandes bloques. El primero en torno a un calentamiento previo para preparar el cuerpo para la actividad física que se va a realizar y así evitar posibles lesiones, mientras en las actividades más mentales se busca la concentración de los alumnos, destaca el responsable de estos talleres, Corpus García Carrillo.

Universidad Popular de Ciudad Real Universidad Popular de Ciudad Real Universidad Popular de Ciudad Real

El segundo bloque o parte principal, es donde se realiza el trabajo específico de la sesión, mientras en el tercero se realizan estiramientos, relajación, pues “lo que se busca que el cuerpo baje pulsaciones y asimile la práctica realizada”.

Como objetivos específicos de cada actividad, “el zumba, actividad aeróbica, está basada en la repetición de movimientos al ritmo de la música, se realiza un perfecto entrenamiento cardiovascular, mejora la resistencia, la producción calórica, tonificación corporal”, nos detallan los monitores

“Por otro lado tenemos las actividades de yoga y taichí, actividades que equilibran la mente y cuerpo y persiguen la relajación, el descanso. Se trata de actividades que desarrollan la capacidad de concentración, ayuda a conocerse a sí mismo, etc. mientras en pilates los objetivos que se buscan son la tonificación corporal, mejorar la fuerza, flexibilidad la postura corporal y la respiración”.

No obstante, previamente al comienzo de la actividad se consulta con los alumnos los objetivos que buscan en la actividad y que dolencias o lesión pueden tener para aconsejar y adaptar los ejercicios a estos alumnos, puntualizan.

La gimnasia hipopresiva, junto a un taller de espalda son otros de los talleres ofertados, que también se realizan de forma online, en este caso a través de la plataforma Fortrade. Noelia Martín, responsable de estos talleres, destaca que uno de los objetivos del taller de espalda es fundamentalmente reeducar la postura a través de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, mientras la gimnasia hipopresiva se basa en un entrenamiento abdominal interno. “Se trabaja fundamentalmente la respiración abdominal, se trata de un trabajo, sobre todo, a nivel interno para fortalecer los músculos,  recolocar los órganos y resintonizar el cuerpo”.

“A través de una respiración más consciente, abdominal, este tipo de gimnasia aporta múltiples beneficios, ayuda a mejorar la circulación, mejora la concentración, relajación, aunque está contraindicado para personas que sufren hipertensión porque crea apnea, falta de oxígeno, que provoca un aumento de la tensión”, explica Martín.

En el día a día, con nuestro ritmo de vida no pensamos en la respiración, que realizamos de un modo muy superficial, señala, por eso estas prácticas aparte de ayudar a relajar el cuerpo también te ayuda a conocerte mejor, tener una mayor percepción de tu cuerpo.

Como el yoga, este tipo de práctica adopta diferentes posturas que llevan el nombre de las antiguas diosas, Demeter, Atenea, Venus, Artemisa, hasta Gaia. En torno a diferentes secuencias, se van enlazando las posturas, en clases de unos 30 minutos de duración, con ciertas paradas entre ejercicios. Basado en técnicas de respiración consciente, de algún modo enlaza con las técnicas orientales de meditación y yoga. Y es que “todos los deportes de alguna manera beben de las culturas ancestrales”.

En el taller de espalda, se trabaja con gomas “para fortalecer la parte posterior de la espalda, y con eso conseguimos una postura más erguida, porque cuanto más fuerte está la espalda más erguidos nos podemos sentar; ejercicios que se compensan con la parte abdominal con ejercicios isométricos”. No obstante, destaca Martín, todos los ejercicios son suaves, “todo con mucho cuidado porque muchos de los participantes asisten a este tipo de clases precisamente por problemas o dolencias en la espalda”.

Todas las actividades están distribuidas en diferentes horarios y días siendo siempre dos clases semanales en el horario elegido, de forma online. Un nuevo formato que ha venido para quedarse, subrayan los monitores, pues “llegara el momento en que podamos asistir a clases presenciales pero siempre tendremos la opción de realizar las online o un formato mixto”.

Desde masQsport, entidad que gestiona los talleres de zumba, yoga, taichí y Pilates quieren destacar y agradecer a los alumnos su esfuerzo. “El uso de plataformas online aún no está muy extendido y la primera vez cuesta un poco, pero una vez que lo entienden y pierden el miedo lo están pasando muy bien”.