La Unidad de Ictus del Hospital de Talavera ha activado en 265 casos el ‘Código Ictus’ en sus dos años de funcionamiento

La Unidad de Ictus del Hospital de Talavera ha activado en 265 casos el ‘Código Ictus’ en sus dos años de funcionamiento 2

La Unidad de Ictus del Hospital General Universitario Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM9, ha activado en 265 ocasiones el ‘Código Ictus’ durante sus dos años de funcionamiento.

Así, para abordar la situación clínica de los pacientes en 63 de estos casos se ha realizado una fibrinolisis y en otros 13 ha sido necesaria la realización de una trombectomía mecánica.

Para atender a esta patología, la Sección de Neurología cuenta con siete facultativos y personal de Enfermería específicamente formado para la asistencia de estos pacientes, prestando asistencia sanitaria durante las 24 horas del día a los casos en los que es necesario activar el ‘Código Ictus’ en el Área de Talavera, explica el jefe de la Sección de Neurología, el doctor Octavio Sánchez del Valle.

Asimismo, la Unidad de Ictus del Hospital de Talavera está dotada con cuatro camas de hospitalización, monitorizadas de forma permanente, y el centro cuenta igualmente con una consulta específica de patología cerebrovascular integrada en la Sección de Neurología para prestar asistencia sanitaria a aquellos pacientes que, una vez han recibido el alta hospitalaria tras sufrir un ictus, requieren de un seguimiento más estrecho.

‘Código Ictus’

Cabe resaltar que los hospitales dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha trabajan en red y de forma coordinada gracias al ‘Código Ictus’, cuyo objetivo es garantizar a los pacientes el acceso a las terapias de reperfusión cerebral en el ictus isquémico agudo, allá donde se encuentren y sea cual sea su acceso al sistema sanitario, siempre que cumplan los criterios que aconsejan su situación.

El ‘Código Ictus’ extrahospitalario permite la rápida identificación, notificación y traslado de los pacientes con ictus agudo que no se encuentran en un hospital a los centros hospitalarios de referencia preparados para realizar los tratamientos de trombólisis o trombectomía, según los casos.

Desde que en 2009 se pusiera en marcha el primer protocolo a nivel regional, siendo pionero en España en dar servicio de forma continuada a toda la Comunidad Autónoma, se han realizado dos actualizaciones, en 2015 y 2018, y se está ultimando una tercera, siempre con el objetivo de mejorar el acceso y tratamiento de los pacientes.

En la actualidad, en Castilla-La Mancha existen siete centros que ofrecen el tratamiento trombolítico venoso y, desde 2015, dos nodos donde se lleva a cabo la trombectomía mecánica que son los hospitales de Albacete y Toledo.

El ‘Código Ictus’ define qué pacientes se pueden beneficiar de cada técnica en la fase aguda del ictus, así como dónde derivar a cada paciente según las indicaciones y pruebas.

Sintomatología

El doctor Sánchez del Valle ha explicado que, si bien la sintomatología del ictus es variada, sí es posible identificar unos síntomas básicos y esenciales que han de ponernos alerta ante la posibilidad de estar sufriendo un ictus.

En este sentido, el jefe de la Sección de Neurología ha recordado que, si se detectan problemas para hablar o entender, debilidad en un brazo o una pierna y asimetría facial es imprescindible contactar con rapidez con el 112 para que el paciente sea atendido a la mayor brevedad posible.

Una detección precoz y una atención rápida a estos síntomas es clave, ya que la evidencia resalta que de ello depende una menor morbilidad, menor mortalidad y mejor recuperación funcional, tanto a medio como a largo plazo.

Ir arriba