Castilla-La Mancha cerró el tercer trimestre del año con una tasa de paro del 16,10 por ciento, la más baja del periodo en los últimos 11 años, de acuerdo a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las cifras marcan un descenso del paro de 2.700 personas con respecto al mes de junio y un incremento en la ocupación de 5.700 personas en el tercer trimestre, un 0,69 por ciento más, duplicando prácticamente la tasa de creación de empleo del conjunto del país entre los meses de julio y septiembre.

La tasa de paro en Castilla-La Mancha cayó hasta el 16,10 por ciento, la más baja de un tercer trimestre en 11 años según la EPA 1

La EPA del tercer trimestre de 2019 ubica el desempleo en la región en 158.500 personas, con una caída de 2.700 personas en el dato del paro y un descenso porcentual del 1,66 por ciento con respecto al mes de junio, lo que supone que Castilla-La Mancha triplica la caída media del paro del conjunto nacional en el tercer trimestre de este ejercicio. Ese descenso ha ubicado la tasa de paro en Castilla-La Mancha en el 16,10 por ciento, la más baja para un tercer trimestre del año desde hace más de una década, desde 2008. El dato de paro es, además, el segundo más bajo para cualquier trimestre en Castilla-La Mancha en los últimos 11 años.

En términos de ocupación, la región cerró el tercer trimestre del ejercicio con 826.100 ocupados, de los que un 41% son mujeres. Esa cifra supone para Castilla-La Mancha el tercer mejor trimestre del año en ocupación desde 2008, de acuerdo a la serie histórica del INE, y el tercer mejor registro de ocupación de cualquier trimestre en los últimos once años. La ocupación ha crecido en la región en un 0,69 por ciento respecto al país, que es del 0,35 por ciento.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, destacó las cifras de la Encuesta de Población Activa correspondientes al tercer trimestre del año, y subrayó que la fotografía que muestra del empleo en la región “es positiva”, ya que los números publicados en el día de hoy por el INE muestran “una caída en el paro, un aumento en la ocupación y un incremento también en la actividad”. “Estamos en la dirección correcta”, ha enfatizado.

En términos interanuales, el tercer trimestre del ejercicio significa para Castilla-La Mancha una mejora en las cifras de ocupación y una caída en el dato del desempleo. En concreto, de acuerdo a los registros de la Encuesta de Población Activa, en la región hay 8.500 personas más trabajando que en el tercer trimestre de 2018, y el paro cayó en 5.500 personas con respecto al mismo período del ejercicio anterior.

Por provincias, el paro ha caído en 4.000 personas en Toledo y en 2.100 personas en Albacete en el tercer trimestre del año con respecto al mes de junio, subiendo en las provincias de Ciudad Real (1.400), Cuenca (1.100) y Guadalajara (1.000), aunque en términos interanuales el paro cae en Albacete, Toledo y Cuenca. En cuanto a la creación de empleo, la ocupación ha crecido en 2.600 personas en Albacete y en 7.100 personas en Toledo, y cae ligeramente en Ciudad Real (-700) y Cuenca (-200), y de manera más apreciable en Guadalajara (-3.200). En términos interanuales, la ocupación crece en Ciudad Real, Cuenca y especialmente en Toledo, con 7.000 personas trabajando más que hace un año.