Se ha renovado con la tecnología más avanzada, las instalaciones de la sala de Hemodinámica del Hospital General Universitario de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM). por lo que se encuentra ya en pleno rendimiento. Esta sala de Hemodinámica es una de las cinco salas de Hemodinámica que se han incluido en el proceso de modernización que realiza el Gobierno de Castilla-La Mancha. La inversión global para dicha modernización es de 2,4 millones de euros que se encuentra enmarcada dentro del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria.


Como parte de la modernización emprendida por el Gobierno de Castilla-La Mancha, también han sido actualizadas cuatro salas más, una del Complejo Universitario de Toledo y la del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, mismas que comenzaron su actividad en el mes de diciembre de 2018. Mientras que las salas de los Hospitales de Ciudad Real y Guadalajara, lo hicieron en abril. La actualización de la sala de hemodinámica de Toledo tendrá lugar posterior al traslado al nuevo hospital. La modernización del equipamiento en las distintas salas de Hemodinámica de la región, responde a la necesidad de paliar la obsolescencia tecnológica, ya que la mayoría de estos equipos había superado los doce años de funcionamiento.

Se ha realizado un encuentro entre el gerente de área Alberto Jara, y los profesionales del área de Hemodinámica para conocer sobre las ventajas de los nuevos equipos en el abordaje de la patología coronaria y la reducción de tiempos quirúrgicos que permiten agilizar los procedimientos. Durante dicho encuentro, Alberto Jara, ha señalado que en el caso de Ciudad Real, el equipamiento con el que contaba la sala de Hemodinámica era el mismo que ya tenía cuando fue inaugurado el centro en abril del 2005. También ha querido, el gerente de área, reconocer que “Una de las ventajas de las aplicaciones del nuevo software es que ofrece una calidad de imagen muy superior a la que proporcionaba el equipo anterior, con una menor irradiación para el paciente y para los profesionales sanitarios, se reducen hasta un 75 por ciento las radiaciones”.

Con esta nueva tecnología con la que cuenta la sala de Hemodinámica se puede superponer las imágenes procedentes del TAC, el ecocardiograma y de la propia hemodinámica y reconstruir una imagen en tres dimensiones que facilita muchos procesos como la implantación de prótesis. Hasta ahora, cada una de estas imágenes se proyectaba por separado en su monitor correspondiente. En cambio, ahora el especialista también tiene la posibilidad de combinar estas pruebas diagnósticas para obtener una imagen única de alta resolución, o diseccionar cada una de las pruebas por separado en un mismo monitor de acuerdo a las necesidades quirúrgicas. De esta forma, se mejora el abordaje intervencionista y la toma de decisiones durante el proceso, haciéndolo más ágil y seguro.