El edil de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha informado este martes en el Ayuntamiento de Toledo del total de intervenciones y denuncias registradas por la Policía Local durante el pasado fin de semana siendo las más destacables los dos casos de violencia de género que se registraron el viernes y sábado en los barrios de Santa Bárbara y Palomarejos, respectivamente.

Según ha detallado el concejal, en el caso registrado el viernes 29 de enero en Santa Bárbara, la Policía Local se personó en el lugar de los hechos al mismo tiempo que la Policía Nacional, si bien el presunto agresor ya había abandonado el lugar y la Policía Nacional salió en su búsqueda.

Mientras la Policía Local se encontraba en el domicilio en el que tuvo lugar la agresión, el presunto agresor regresó con lo que fue detenido por los agentes municipales. Con respecto al caso ocurrido el sábado día 30 en el barrio de Palomarejos, el edil ha mantenido que fue la Policía Nacional la que intervino en esta ocasión.

De otro lado, la Policía Local ha interpuesto un total de 14 denuncias por incumplimiento de mascarillas, diez por exceder el toque de queda; otras dos por incumplir el confinamiento perimetral; tres por consumo de alcohol en la vía pública (botellón), una por incumplimiento del aforo en estacionamientos; una por instalación indebida de veladores y seis más por superar el número de personas en reuniones.

Otras incidencias

Pérez del Pino ha destacado también otros incidentes registrados puntualmente este fin de semana como los desprendimientos ocurridos en el Valle el viernes; el atropello que tuvo lugar en la Calle Grecia, ese mismo día sobre las 19:30 horas, o un accidente posterior en la Avenida de la Reconquista en la que se vio afectado un ciclista, siendo trasladados en UVI al Hospital Virgen de la Salud ambos afectados.

Por otra parte, el sábado sobre las 00:15 horas, la Policía Local intervino en un intento de robo en la Avenida General Villalba donde unos individuos pretendían, presuntamente, acceder al interior de establecimiento rompiendo el escaparate con la tapa de registro de una alcantarilla, si bien fueron interceptados por los agentes en el Paseo de Bachilleres.

Y el domingo, dos personas fueron sorprendidas en el entorno natural del Hospital Virgen del Valle con una motosierra doméstica tratando de aprovechar la leña y árboles caídos en la zona. Preguntado sobre este asunto, por si pudiera estar vinculado con la tala del taray de Safont, el concejal ha negado ese extremo ya que las características de la maquinaria utilizada en ambos casos no coincide, siendo la del taray “más profesional y de mayor envergadura”, ha dicho.

No obstante, el concejal ha expresado que si bien la recogida de madera de árboles caídos a consecuencia de la borrasca Filomena en la capital regional puede suponer una “ayuda” para limpiar zonas que circundan Toledo, ha advertido de que se trata de una situación que “hay que ordenar a través de la Policía Local que deberá autorizar, en todo caso, estas actuaciones”.

También el domingo, la Policía Local intervino en el CEIP Ciudad de Aquisgrán, al que unos jóvenes habían accedido para jugar al fútbol y por la noche recibieron un aviso por un apagón en el alumbrado público a consecuencia de un enganche ilegal.