Talavera de la Reina (Toledo), 13 de enero de 2018.- El Servicio de Radiología del Hospital General Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha realizado más de 8.500 resonancias magnéticas tras la renovación del equipamiento tecnológico, que ha cumplido recientemente un año desde su instalación.
 
El nuevo equipamiento, en el que se realizó una inversión cercana a los 400.000 euros dentro del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria del SESCAM, ha mejorado la calidad de la imagen respecto al anterior equipamiento, así como que ha incrementado la rapidez de adquisición de las mismas y ha permitido ampliar la capacidad diagnóstica de los profesionales, aumentando la seguridad y la comodidad del paciente.
 
Gracias a la mejora de los estudios de imagen y al nuevo software que incorpora esta nueva resonancia magnética, el Servicio de Radiología del Hospital de Talavera de la Reina ha venido incorporando nuevas pruebas diagnósticas a su cartera de servicios.
 
Así, a lo largo de estos meses ha sido posible comenzar a realizar resonancias de mama y resonancias multiparamétricas de próstata, al tiempo que se ha recuperado la resonancia de hombro, que había dejado de realizarse debido a la obsolescencia del anterior equipamiento tecnológico.
 
En este sentido, de las más de 8.500 pruebas realizadas desde que comenzó a funcionar en diciembre de 2016, más de un centenar han sido resonancias de mama, 17 han sido multiparamétricas de próstata y se han realizado casi 400 resonancias de hombro.
 
El objetivo, ha explicado la responsable del Servicio de Radiología, Paloma García Íñigo, es continuar implementando nuevas pruebas en los próximos meses, de manera que se evite a los pacientes desplazamientos innecesarios a otros centros sanitarios, mejorando en comodidad y accesibilidad.
 
Trabajo en red
 
Por otro lado, gracias a este nuevo equipamiento se ha podido comenzar a trabajar en red con otros centros del SESCAM, de modo que los pacientes de otras áreas sanitarias pueden realizarse en Talavera de la Reina una resonancia magnética, colaborando a la reducción de las listas de espera en otros centros y mejorando la accesibilidad de los pacientes a la asistencia sanitaria.
 
En este sentido, destacan las casi 500 pruebas realizadas a pacientes del Complejo Hospitalario de Toledo, preferentemente residentes en las zonas básicas de salud de Escalona, Valmojado, La Puebla de Montalbán y Navahermosa, mejorando así su accesibilidad a esta prueba diagnóstica, en términos de tiempos de espera, a una distancia similar a la de su hospital de referencia.
 
Menos demora y derivaciones
 
Gracias a este nuevo equipamiento, y a la reorganización del Servicio de Radiología, ha sido posible reducir drásticamente la demora para la realización de una resonancia magnética.
 
De este modo, con datos de cierre de 2017, últimos publicados en el Portal de Transparencia de la Consejería de Sanidad, hay 43 pacientes esperando por someterse a esta prueba, con una espera media de 12 días.
 
Estos datos contrastan con los que registraba esta prueba en 2013, segundo año completo de la legislatura anterior, cuando había 373 pacientes esperando a someterse a una resonancia magnética, con una demora media superior a 77 días.
 
Junto a las mejoras citadas y al incremento del número de pruebas realizadas, el nuevo equipamiento ha permitido reducir drásticamente el total de pruebas derivadas a otros centros.
 
Así, en este periodo se han derivado algo más de 300 pruebas, algo más de 25 pruebas mensuales, frente a las casi 200 pruebas mensuales que se derivaron en el periodo comprendido entre noviembre de 2015 y abril de 2016, cuando el Gobierno de Castilla-La Mancha puso en marcha un plan de choque en esta Área sanitaria para afrontar la abultada lista de espera, tanto en número de pacientes como en demora media, heredada de la anterior legislatura.