El Ayuntamiento de Corral de Calatrava programó una serie de actos para festejar a su patrón San Isidro, aunque las celebraciones se quedarán, aún muy lejos de los actos lúdicos que acompañaban la programación en años anteriores, previos a la pandemia, cuando en estos días se organizaban la tradicional romería acompañada de festejos taurinos y verbenas, entre otros actos culturales.
La localidad de Corral de Calatrava va a festejar, pero con restricciones, al patrón San Isidro Labrador 1

Sin embargo, el concejal de festejos José Manuel Zamora preparó con “cariño e ilusión” una serie de diferentes actividades destinadas a todos los público, que se desarrollarán respetando las limitaciones sanitarias correspondientes, pero “con el entusiasmo de siempre e intentando disfrutar de las pequeñas cosas que nos ofrece la vida”.

Los actos organizados empiezan el mismo día del patrón al mediodía para los más pequeños, hasta seis años, en el Centro Cultural “La Villa”, con cuentacuentos a cargo de la Asociación Cheritrones. Una hora más tarde la actividad ene sta asociación se amplía con un nuevo espectáculo para niños y niñas mayores de seis años.

En la iglesia de la Anunciación se llevará adelante la solemne función religiosa en honor a San Isidro Labrador, que tendrá transmisión a través de las redes sociales del Ayuntamiento (Facebook y YouTube). Por la tarde noche a las 21, el actor Jesús Piña ofrecerá un espectáculo de humor que estará seguido de un acto de magia y mentalismo a cargo de Carlos Rubio.

El domingo a la 13 horas volverá a celebrarse una función religiosa oficiada por el párroco Arcángel Moreno en la Iglesia de la Anunciación y por la tarde, a las 19:30, se llevará adelante el recital de copla a cargo de la cantante María josé Béjar “La Cordobesa”, que en su repertorio rendirá tributo a la artista Isabel Pantoja.

Zamora anima a la participación en los actos organizados con “responsabilidad y sentido común”, que será el precio que “debemos pagar para conseguir la libertad que la pandemia nos ha quitado”. Ahora debe primar la seguridad, con la confianza de que el año próximo podamos recuperar nuestra fiesta como tradicionalmente la conocemos y poder compensar a todos nuestros convecinos por su actitud en este tiempo que nos ha tocado vivir.