En la clausura de la jornada ‘La despoblación en Castilla-La Mancha´ celebrada hoy en Guadalajara, ha participado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo. El consejero ha estado acompañado durante el evento por el director general de Desarrollo Rural, José Manuel Aparicio, el delegado provincial de Agricultura, Santos López, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido y el vicepresidente de RECAMDER, Jesús Ortega.

La jornada sobre  ‘La Despoblación en Castilla-La Mancha’, celebrada hoy en Guadalajara 1
También participaron en esta jornada sobre ‘La despoblación en Castilla-La Mancha, el secretario general de CCOO de Industria de la región, Ángel León, sindicato organizador, así como representantes de la Universidad Complutense de Madrid, de la Federación Española de Municipios y Provincias en la región y de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER).

En esta jornada ‘La despoblación en Castilla-La Mancha’ donde se han tratado tanto los retos del mundo rural como las medidas a adoptar en la lucha contra el despoblamiento, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, se ha comprometido a dar una “nueva vuelta de tuerca” a la iniciativa LEADER para dotar así de una mayor autonomía de la que ya poseen a los 29 Grupos de Desarrollo Rural en la región, para que “de verdad sean un motor de desarrollo en Castilla-La Mancha” en la lucha frente a la despoblación. Y ha hecho énfasis en la enorme importancia de ir a “un modelo de mayor autonomía” en los grupos, así como también ha destacado que en esta legislatura se va a aprobar un nuevo Programa de Desarrollo Rural en Castilla-La Mancha en el que desde la Consejería ya se ha empezado a trabajar.

Según ha manifestado el consejero, el objetivo es que la región “sea el ejemplo” en aspectos tan importantes para los municipios como “el modelo de desarrollo que queremos para nuestra tierra” y que “sea la gente de los pueblos la que lo decida”, como actores del propio territorio, algo para lo que el Gobierno contará con RECAMDER. También se ha referido a que el despoblamiento es uno de los grandes retos que se tiene por delante en la región y el futuro de Castilla-La Mancha y que ello “depende de que hagamos bien las cosas afrontando bien el reto demográfico”.

También ha querido señalar el esfuerzo realizado por parte del ejecutivo regional en la pasada legislatura, y que este esfuerzo continuará en la que acaba de iniciarse, donde se contará con una Ley de Desarrollo Rural Territorial, con las miras puestas en que “haya gente que quiera quedarse en nuestros pueblos” equiparando el medio rural al medio urbano. Para que los Grupos de Desarrollo Rural puedan llegar a cabo sus iniciativas, en la región se dedican un total de 134 millones de euros dentro del Programa de Desarrollo Rural, de los que, en este periodo, ya se han abonado un total 44 millones, “una tercera parte de lo que se presupuestó en su momento” haciendo “un esfuerzo muy grande” por parte del Gobierno regional.

Esta cuantía, ha indicado el consejero, ha posibilitado la ejecución de 1.344 proyectos de emprendedores que han decidido invertir su dinero y “jugárselo, viviendo en el medio rural”. Preguntado acerca de sus competencias en materia de Agua en esta legislatura, Martínez Arroyo ha resaltado que “no puede ser que en una provincia como Guadalajara de la que sale agua para regar en el Levante, se riegue solo el 6 por ciento de la superficie agrícola útil y que sea la provincia de España con menos superficie agrícola útil en regadío”. Esto, “no es de sentido común”, ha apuntado.

En este sentido, ha anunciado que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha “vamos a trabajar para cambiar esta realidad, porque en la medida que facilitemos agua a nuestros agricultores y ganaderos, estaremos generando desarrollo en nuestro medio rural y haciendo mejor y más próspera a Castilla-La Mancha”, y esto, ha señalado, “siempre será compatible con mano tendida de solidaridad con quienes viven en otras zonas de España. Porque entre todos podemos hacer las cosas mejor de lo que la estamos haciendo”, ha finalizado.