La importancia de la empresa familiar en el crecimiento económico y la generación de empleo, según el Gobierno de Castilla-La Mancha

El papel fundamental de la empresa familiar en el crecimiento económico de Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto de manifiesto la importancia de la empresa familiar como motor del crecimiento económico y la creación de empleo en la región. Según el consejero de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Juan Alfonso Ruiz Molina, las empresas familiares representan el 90% de las empresas en la región y generan el 80% de los empleos, además de ser generadoras de riqueza y empleo y garantes de la igualdad de oportunidades.

Estas afirmaciones se realizaron durante la clausura del X Foro de Economía de Castilla-La Mancha ‘Empresa Familiar, Compromiso y Futuro’, organizado por la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha (AEFCLM) y que contó con la presencia de destacadas figuras como el presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri.

Ruiz Molina también destacó que la región se encuentra en un “oasis de estabilidad política e institucional”, donde el diálogo y los acuerdos entre los agentes sociales y el Gobierno regional se han convertido en una seña de identidad.

En cuanto a la situación económica, el consejero resaltó que Castilla-La Mancha ha sido la primera comunidad autónoma en aprobar el proyecto de Presupuestos para 2024, lo que, según él, es la “herramienta clave” para cumplir con los compromisos adquiridos con la ciudadanía.

El proyecto de Presupuestos cuenta con el aval de la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) y se ha elaborado con “prudencia” en cuanto a la estimación de ingresos y con “moderación” en la determinación de los gastos. Además, es un presupuesto equilibrado, con déficit 0 y que sigue congelando los impuestos, como se ha hecho en los últimos 8 años.

En términos de inversión, el consejero destacó que el presupuesto destinado a la generación de riqueza y empleo es de 2.200 millones de euros, el doble que en 2015. Se destinan 1.600 millones de euros al tejido empresarial, con el fin de generar retornos que se destinen al Estado de Bienestar.

Estos esfuerzos se ven reflejados en los datos económicos, ya que Castilla-La Mancha se ha convertido en una de las primeras comunidades autónomas en recuperar el nivel prepandémico en relación al Producto Interior Bruto (PIB) y ha logrado reducir la tasa de paro más de la mitad, pasando del 27% al 11,85%.

En este sentido, la región también ha experimentado un crecimiento histórico en la creación de empleo, con más de 900.000 empleos y 214 nuevas empresas en el último año, lo que la posiciona como líder en este aspecto a nivel nacional.

Por último, Ruiz Molina destacó el compromiso del Gobierno regional en la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha en la financiación autonómica, asegurando que se defenderán siempre los intereses de la región. Además, se comprometió a seguir siendo un aliado de los empresarios de la región, colaborando y apoyando todas las iniciativas que fortalezcan el tejido empresarial.

En resumen, el papel de la empresa familiar en Castilla-La Mancha es fundamental para el desarrollo económico y la creación de empleo, y el Gobierno regional continuará apoyando y promoviendo iniciativas que impulsen el crecimiento económico y el bienestar de la sociedad.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×