Responsables de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha reivindicaron el trabajo que llevan adelante las sociedades de cazadores en el control de daños a la agricultura y la conservación ambiental.

La Federación de Caza de CLM reivindica el trabajo de las sociedades de cazadores en el control de daños agrícolas 1

Lo hicieron en la reunión que mantuvieron responsables de esta organización con agricultores de Villacañas (Toledo), un encuentro organizado y promovido por la sociedad de cazadores del municipio.

Durante la reunión, en la que participaron más de doscientos agricultores, el delegado provincial de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha en la provincia de Toledo, Jesús Juan Llanos, y el presidente de la sociedad de cazadores de Villacañas, Blas González Bueno, han resaltado la importancia de mantener una buena relación con el sector agroalimentario a la hora de limitar los daños en la agricultura a través del control de plagas.

En este sentido, recordaron que el cazador es un elemento indispensable para el equilibrio de las poblaciones de fauna silvestre y por eso, a través de sociedades de caza federadas, se realiza un trabajo fundamental desde lo social, y debe ser reconocido por agricultores y el conjunto de la sociedad.

Su contribución al control poblacional de conejos a través de la caza responsable, advirtieron,, “ha sido y será fundamental para hacer posible una agricultura más rentable en Villacañas, permitiendo que se puedan sembrar los campos”.

Los cazadores, defendieron,“no son el problema, sino la solución a un problema como es el control de poblaciones, y una muestra, han advertido, es que durante la pasada temporada cinegética en Villacañas se llegaron a matar 65.000 piezas de conejo, cuyo coste, de no haberlo hecho estos, tendrían que haberlo asumido los propios agricultores”.

En este mismo sentido, reiteraron que la colaboración entre cazadores y agricultores “es una herramienta esencial para la gestión del medio agrícola y natural que debe reforzarse y afianzarse entre ambas partes».

El presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, por su parte, recordó que las sociedades de cazadores de la región vienen realizando de forma callada pero constante, una labor fundamental para paliar los daños a la agricultura, que no está siendo reconocido socialmente.

Significó también que su buen hacer y el buen entendimiento entre cazadores, agricultores y la propia administración está rindiendo frutos, a tal punto que en muchas zonas en los que se registraba sobrepoblación de conejo, el problema se limitó y redujo.

La Federación de Caza de CLM reivindica el trabajo de las sociedades de cazadores en el control de daños agrícolas 2

Por otra parte, volvieron a destacar que los cazadores, en todo este tiempo, vienen haciendo de «forma eficaz a su costa y sin coste para el erario público este trabajo», que debería ser reconocido por su importante contribución a la preservación de la agricultura.

Por último, Rabadán hizo un llamado a seguir impulsando la colaboración que siempre existió entre agricultores y sociedades de cazadores federados en la región, como un instrumento para lograr el objetivo de la sostenibilidad.