La Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha, la Asociación Lantana y el Patronato de personas con discapacidad aúnan fuerzas para impartir un entrenamiento en silla de ruedas para futuros entrenadores

Ayer sábado tuvo lugar un entrenamiento de balonmano en silla de ruedas para futuros entrenadores, en el Pabellón Puerta de Santa María. La jornada ha sido posible gracias a la colaboración entre la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha, la Asociación Lantana y el Patronato de Personas con Discapacidad.

Ayer sábado tuvo lugar un entrenamiento de balonmano en silla de ruedas para futuros entrenadores, en el Pabellón Puerta de Santa María. La jornada ha sido posible gracias a la colaboración entre la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha, la Asociación Lantana y el Patronato de Personas con Discapacidad.

La alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, manifestaba que “desde el equipo de gobierno siempre hemos apostado por el deporte inclusivo y la inclusión real en nuestra ciudad, mediante acciones, iniciativas y actividades”. Mostraba la primera edil su satisfacción por poder llevar a cabo este curso de formación en “una ciudad inclusiva”.

Por otra parte, el delegado provincial de la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Fernando García López, explicaba que “esta actividad supone la parte práctica de una asignatura para los futuros entrenadores de nivel dos” y que trata concretamente sobre “silla de ruedas”. La parte teórica ya se ha llevado a cabo y ahora se trata de que “tengan conocimiento de cómo es una silla de ruedas, como se monta, el manejo y los desplazamientos”. Un curso que cuenta con 22 alumnos de toda Castilla-La Mancha, de los cuales 12 son de la provincia de Ciudad Real y 5 de la capital. Un curso práctico que ha finalizado con un partido amistoso para desarrollar las habilidades del alumnado en silla de ruedas.

Finalmente, Matilde Hinojosa, presidenta del Patronato de Personas con Discapacidad, explicaba que “desde la federación se nos pidió ayuda para poner en marcha esta iniciativa en la ciudad y desde el Patronato le facilitamos las sillas de ruedas para poder trabajar en el curso”. Deseaba Hinojosa que “ojalá en un futuro tengamos un equipo de sillas de ruedas de balonmano en la ciudad”. En la demostración también ha estado el concejal de Deportes, Antonio Gallego.

El curso ha sido impartido por Carmen, Manu y Rober de la Asociación Lantana que han explicado como son las sillas de ruedas “para la realización de giros más rápidos, más cerrados o medidas de seguridad como las ruedas antivuelco”. Este tipo de sillas de ruedas adaptadas son una herramienta imprescindible para desarrollar el balonmano inclusivo, aunque tienen un precio muy elevado que puede superar fácilmente los 3.000 euros.

 

– patrocinadores –

Amazon Prime para niños

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba