La puesta en marcha de la Estrategia de Cuidados Paliativos en la región y la creación de nuevos equipos de atención domiciliaria garantizan una asistencia integral a los pacientes cuya enfermedad se encuentra en fase avanzada o incurable y requieren un control de síntomas que palíen el dolor. Estos cuidados implican no sólo atender al paciente, sino formar y mantener un contacto continuo con la familia que permita estabilizar situaciones de mayor estrés o responder a cambios en el estado del enfermo.

Así se ha puesto de manifiesto en Almagro (Ciudad Real) durante la tercera Jornada Castellano Manchega de Cuidados Paliativos que ha reunido a especialistas de toda la región para analizar  los modelos de intervención que garantizan la mayor calidad de vida posible en la etapa final, así como los nuevos retos que contempla la Estrategia regional, entre los que destaca la creación de un recurso de Cuidados Paliativos Pediátricos de referencia para toda la Comunicada Autónoma y un protocolo de intervención precoz.

En la actualidad, Castilla-La Mancha cuenta con ocho unidades de hospitalización y una red consolidada de equipos de atención domiciliaria, que han atendido en el último año a más de 6.000 pacientes en toda la región.

Se prevé que tres de cada cuatro personas necesitará cuidados paliativos, ha subrayado la coordinadora regional de la Estrategia de Cuidados Paliativos, Inmaculada Raja. En Castilla-La Mancha “no se creaba ningún recurso desde 2009”, ha precisado la doctora Raja, quien ha afirmado que contar con una Estrategia regional ha supuesto un gran avance “que ha situado a nuestra región como ejemplo nacional en el abordaje de los paliativos”.

En este sentido, ha resaltado que la Estrategia Regional de Cuidados Paliativos de Castilla-La Mancha recoge la incorporación de más dispositivos y nuevos profesionales para mejorar la calidad de la atención que se presta al paciente en fase avanzada e incurable y a sus familiares.

Creación de nuevos equipos

Por su parte, el director provincial de Sanidad en Ciudad Real, Francisco José García, ha incidido durante la inauguración de las Jornadas organizadas por la Asociación Castellano-Manchega de Cuidados Paliativos (ASCAMPAL) la creación de dos nuevos equipos mixtos de atención domiciliaria en las áreas de Tomelloso-Alcázar y Manzanares-Valdepeñas, ha permitido “responder a un mayor volumen de familias y ampliar estos cuidados a pacientes no oncológicos, incluyendo patologías respiratorias, neurológicas o cardiacas, cuyo control de síntomas garantiza una mejor calidad de vida”.
García ha recordado que la OMS y la Sociedad Europea de la especialidad determinan que los cuidados paliativos deben ser accesibles para todos los pacientes, y que éstos “en una escala básica son considerados una atención obligada de todo médico de familia a aquellos pacientes para los que no existen terapias con resultados curativos”.

Uno de los principales parámetros de calidad del sistema sanitario es contar con una estrategia de Cuidados Paliativos que garantice el acceso a esta atención a todas las personas que lo necesiten “vivan donde vivan, tengan la edad que tengan y padezcan la patología que sea”, ha explicado el gerente del Área Integrada de Ciudad Real, Alberto Jara, durante la inauguración del acto.

Entre los objetivos que se plantean para la III Jornada de Cuidados Paliativos, que ha reunido a cerca de un centenar de expertos, están homogeneizar la atención en toda la región y unificar la estructura y organización funcional de los servicios de Cuidados Paliativos, así como avanzar con una metodología muy práctica en la gestión del estrés, en la atención del duelo, la intervención con las familias o la ética en Cuidados Paliativos. El programa teórico incluye clases magistrales sobre el uso de opioides, los paliativos pediátricos y la compasión, así como la proyección audiovisual del documental ‘Los demás días’ de Carlos Agulló.