El Gobierno de Castilla-La Mancha apoya fuertemente la reducción de los índices de pobreza severa y riesgo de pobreza en la Encuesta de Condiciones de Vida que se publica anualmente, y lo ha hecho esta mañana en el Pleno Institucional celebrado en las Cortes regionales en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

La disminución de los índices de pobreza severa y riesgo de pobreza en la Encuesta de Condiciones de Vida es apoyada por el Gobierno regional 1

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, antes de que empezará el Pleno institucional manifestó que, del IX Informe 2019 “El Estado de la Pobreza” que elabora la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social en Castilla-La Mancha (EAPN), se pueden extraer dos indicadores importantes.

En primer lugar, Sánchez insistió, “la pobreza es una situación multidimensional, por tanto la aproximación que se debe hacer debe ser multidimensional, y tenemos que estar todos implicados para mejorar las condiciones de vida de las personas, para que vivan mejor”. En segundo lugar, ha continuado la titular de Bienestar Social, el Estudio de la Pobreza de EAPN en Castilla-La Mancha, pone de relieve “una tendencia positiva, discreta pero también positiva”. Es decir, “se mejora en los indicadores para poder erradicar la pobreza, para que haya menos riesgo de pobreza y menos pobreza severa en la región”.

Aurelia Sánchez señaló que la región experimentó una “ligera mejoría” en su Índice de Pobreza Severa en 0,5 décimas y en su Tasa Arope en 0,4 décimas; las cifras confirman “la tendencia iniciada con la puesta en marcha de la Estrategia contra la Pobreza y la Desigualdad Social en el año 2016”. Asimismo, Aurelia Sánchez, ha recordado que en el IX Informe 2019 “El Estado de la Pobreza” de EAPN (Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social en Castilla-La Mancha), “la Tasa AROPE (tasa de riesgo de pobreza) ha pasado del 33,9 por cientos en 2017 al 33,5, y el Índice de Pobreza Severa estaba en el 7,6 por ciento y ahora se sitúa en el 7,1”.

En cuanto a la Renta por Unidad de Consumo, ha indicado que “Castilla-La Mancha crece 2 puntos más que la media nacional”. La Región ha mejorado su Renta por Unidad de Consumo en 701 euros, pasando de los 13.604 a 14.305 euros, con un incremento del 5,1%; frente al avance del 3,3% a nivel nacional, que ha crecido 547 euros, al pasar de los 16.390 a los 16.937 euros.

A su vez, Aurelia Sánchez puso énfasis en los niveles altos en las estadísticas de pobreza de los que parte Castilla-La Mancha. En materia de pobreza y exclusión social, “cada vez resulta más evidente la necesidad de adoptar medidas a nivel nacional como puede ser la Renta Básica Homogénea (Ingreso Mínimo Vital, Iniciativa del Gobierno de España), y tener en cuenta las realidades territoriales en la Financiación Autonómica”.

Finalizando, la titular de Bienestar Social recordó que el Gobierno regional está llevando adelante medidas para luchar contra la pobreza dentro de la Estrategia Contra la Pobreza y la Desigualdad Social, donde se integra el Plan de Garantía Ciudadana para conseguir disminuir los datos de pobreza en la región.