La comunidad de Yepes se moviliza para proteger su histórica Colegiata del siglo XVI ante el riesgo de colapso tras el azote de la borrasca Filomena

Yepes se echa a la calle para salvar su Colegiata del siglo XVI en peligro de derrumbe tras la borrasca Filomena

La ermita de San Luis, en la localidad de Yepes (Toledo), ha sido testigo de una emotiva manifestación ciudadana dirigida a la salvaguarda de uno de sus tesoros arquitectónicos y culturales más valorados: la Colegiata de San Benito Abad, construcción del siglo XVI que enfrenta una amenazante posibilidad de derrumbe. Acompañados por el tintineo de campanillas, cánticos y una animada charanga, miles de yepenses vestidos con pañuelos blancos han recorrido las vías del municipio hasta llegar a la histórica plaza mayor, demandando atención y recursos para la restauración de la amenazada colegiata.

Con una población que apenas sobrepasa los 5.000 habitantes, el pueblo se ha movilizado en una clara señal de unidad y solidaridad. El mensaje es inequívoco: es imprescindible salvaguardar este ícono cultural que representa no solo su pasado, sino también su presente y futuro. La comunidad ha instado tanto a entidades públicas como a instituciones privadas y ciudadanos a sumarse a la causa y contribuir económicamente con la rehabilitación del inmueble.

El sacerdote local, Emilio Palomo, tras celebrar una misa multitudinaria en la misma colegiata en riesgo, ha descrito el acto como “un momento histórico” que ha unificado a toda la comunidad más allá de diferencias políticas en una jornada que, más allá de su carácter reivindicativo, también se ha vivido con un espíritu festivo.

El serio peligro al que se enfrenta la Colegiata de San Benito Abad quedó patente tras el paso de la borrasca Filomena en 2021, que causó daños estructurales críticos. El esfuerzo conjunto para recaudar fondos y posibilitar la reparación se ha visto reflejado en diversas iniciativas como ‘Apadrina una teja’, que permite a cualquier persona aportar económicamente al equivalente del valor de una teja del techo dañado.

A pesar de la loable suma de 211.000 euros recogidos en donativos y apoyo del Arzobispado con 285.000 euros, la cantidad reunida palidece ante la cifra necesaria que, superando el millón de euros, permitiría restaurar la inmensa cubierta de 1.700 metros cuadrados de la colegiata. Esta tarea, además, se prevé que se extienda en intervalos de obra hasta octubre de 2029.

La importancia del edificio es indudable, siendo declarado Bien de Interés Cultural en 1992. Construida por Alonso de Covarrubias, esta pieza arquitectónica impresiona no solo por su tamaño, sino por detalles como las grandes puertas de medio punto y las figuras barrocas que las adornan. En el interior, las obras de Luis Tristán, discípulo de El Greco, embellecen aún más el ya majestuoso retablo mayor.

La plataforma ‘Salvemos la Colegiata’, representada por Pablo Pascual-Muerte, se ha pronunciado sobre la urgencia de la rehabilitación y la necesidad de implicación por parte de las administraciones públicas en la protección de este patrimonio que se ve amenazado por el inminente deterioro de su techumbre.

Últimas inspecciones han revelado que sin una acción rápida, la estructura podría venirse abajo. La comunidad de Yepes hace un llamado a la solidaridad, al tiempo que demuestra su firme compromiso con la conservación de su historia y su legado cultural. Aquellos que deseen sumarse a este esfuerzo por preservar la Colegiata de San Benito Abad pueden encontrar información detallada y opciones de colaboración en la página web https://www.salvemoslacolegiatadeyepes.es.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×