Si hay producto típico español que gusta en todo el mundo, es sin duda el jamón, y si es ibérico mejor que mejor. Esta variedad es la más sabrosa y el preferido por el público en general. Es ideal para los picoteos, comidas y cenas con amigos o familiares. La cuestión es que no siempre lo que se vende como ibérico, realmente lo es. Por suerte, es muy fácil reconocer el auténtico jamón ibérico por medio de sus bridas.

Así lo explica la empresa de ibéricos Enrique García, una empresa con más de 100 años en este negocio. Según el Real Decreto 4/2014, se refleja las diferentes bridas que deben llevar los productos ibéricos y que hemos visto en el portal Solo Recetas. Veamos que significa cada uno de los colores.

Brida negra

Jamón de bellota 100% ibérico, con alimentación a base de bellotas, hierbas y recursos naturales de la dehesa al menos en los últimos dos meses de vida. Dentro de todas las opciones, ésta siempre sería la de mayor calidad debido al sabor que le aporta la bellota y a la raza es 100% ibérica. Y es que una de las cualidades de este animal es que metaboliza muy bien todo lo que come, por lo tanto, consigue que el sabor y las propiedades de la bellota se puedan apreciar en el sabor de su carne.

Brida roja

Jamón de bellota ibérico o bien 50% raza ibérica o 75% raza ibérica, con alimentación a base de bellotas, hierbas y recursos naturales de la dehesa en al menos sus dos últimos meses de su vida.

Brida verde

Jamón de cebo de campo ibérico50% raza ibérica, 75% raza ibérica o 100% raza ibérica, con una alimentación a base de piensos y hierbas.

Brida blanca

Jamón de cebo ibérico50% raza ibérica, 75% raza ibérica o 100% raza ibérica con alimentación a base de piensos.

Así que ya sabemos, cuando vayamos a comprar un jamón, solo mirando su brida podemos saber el tipo de jamón del que se trata.