La Cooperativa El Progreso celebró Asamblea  General Ordinaria en el Auditorio Municipal de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), en el que se hizo balance del año en curso que se cierra con beneficio, pese a las dificultades por la pandemia.

Jesús Julián Casanova, presidente de El Progreso, hizo en su balance anual un recorrido por varios puntos principales. Así analizó lo que había sido el año desde agosto de 2020 hasta la fecha en El Progreso, una de las principales productoras y exportadoras de Castilla-La Mancha, con más de 2.300 socios.

“Nos hemos ido adaptando al momento y a las medidas sanitarias por la pandemia, y, dentro de las circunstancias, hemos salido muy bien parados, solventando bien tanto la vendimia pasada cómo la recogida de aceituna” comentaba Casanova.

En cuanto al balance mercantil, la cooperativa acaba con un balance de producto sin vender de 8 millones de litros de vino, y de solo 600 toneladas de aceite de oliva virgen extra, registrándose, por otro lado, un balance positivo en lo económico, con un beneficio después de impuestos de 128.000 euros.

El Consejo  Rector informó también a los socios de cómo van las subvenciones de los programas Vinatis y de reestructuración, y de proyectos presentes y futuros en los que se trabaja.

Preparan tractorada en junio de la Plataforma villarrubiera “Sin agua, no habrá vida”

En la Asamblea, Francisco Florencio Álvarez, en nombre de la Plataforma villarrubiera “Sin agua, no habrá vida”, junto a otros miembros de la misma, dio cuenta de lo realizado los últimos meses por parte de la plataforma, insistiendo en que “Villarrubia sin agua se muere y desaparece”. Informó de las reuniones mantenidas con Junta, CHG y partidos políticos, y como están pensando en convocar una tractorada a primeros de junio como medida de presión.

Esta plataforma reivindica el uso racional del agua, integrando la misma agricultores de las cooperativas de Villarrubia de los Ojos, El Progreso y El Rubial, defensores del regadío, con el apoyo de la Hermandad de San Isidro y de las principales organizaciones agrarias locales Asaja, Coag, Afammer y Amfar, así como del Ayuntamiento.

Entre sus puntos reivindicativos piden una mayor agilidad en la tramitación y resolución de los expedientes que solicitamos a la Confederación Hidrográfica del Guadiana y, si ésta no llegase, por lo menos “pedimos la no sanción de los expedientes en curso, ya que el agricultor villarrubiero busca siempre la manera legal de poder subsistir con su explotación con el agua asignada”, dijo Alvarez.

Los miembros de la plataforma animaron a sumarse a la tractorada e insistieron en su llamamiento a las Administraciones, a la Confederación Hidrográfica del Guadiana y al Gobierno de Castilla La Manchan para hacerles entender que “Villarrubia de los Ojos sin agua se muere y desaparece; necesitamos humanidad y comprensión y ofrecemos compromiso”.