La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha celebrado el hallazgo de la muralla Omeya del siglo IX que ha aparecido en un tramo de la muralla medieval del paseo de Cabestreros durante las obras de restauración que está llevando a cabo en esta zona el Ministerio de Cultura.

“La ciudad sorprende cada vez más desde el punto de vista arqueológico e histórico”, ha manifestado la regidora municipal asegurando que este hallazgo inesperado demuestra que “Toledo es un tesoro”.

Milagros Tolón ha explicado que se procederá a consolidar y proteger esta muralla islámica “quedando integrada en la actual fortificación medieval datada entre los siglos X- XI”.

Además, se instalará señalética específica que delimitará la nueva muralla para destacar esta “joya patrimonial” que viene a enriquecer más si cabe el patrimonio histórico y arqueológico de la ciudad, ha dicho la alcaldesa.

“Se nota que es Omeya porque los sillares no tienen argamasa, son sillares que están de una forma lateral y otros horizontal”, ha detallado la alcaldesa de la capital regional para explicar que el hallazgo está en el tramo medio de la muralla medieval de seis metros de altura.

Por último, Milagros Tolón ha reseñado que muy próximo a este descubrimiento, el Ayuntamiento va a recuperar junto a la Fundación Montemadrid, el torreón del histórico Puente de Alcántara para que sea accesible a la ciudadanía. Dos actuaciones que harán más atractiva la visita por esta zona del Casco Histórico.