El pasado fin de semana, la Policía Local de Argamasilla de Alba formuló un total de 10 denuncias por incumplimiento del toque de queda, fijado en la actualidad entre las 23:00 y las 06:00 horas. Ocho de las denuncias fueron formuladas a personas que estaban cerca de las doce de la noche del sábado en un disco bar.
Denuncia de la Policía Local de Argamasilla de Alba por incumplimiento del horario de cierre 1

Durante el patrullaje, los agentes observaron la presencia de numerosos vehículos estacionados en las proximidades de un disco-bar, pese a que la puerta de acceso al mismo estaba cerrada, percibiéndose, no obstante, ruido, procedente de los aparatos musicales y murmullos de voces. Después de llamar a la puerta en reiteradas ocasiones sin obtener respuesta, finalmente les fue franqueada la entrada por el regente comprobando que salían 8 clientes del interior del local que fueron denunciados por infracción a la normativa sanitaria.

A su vez, uno de los clientes también fue propuesto por infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana por facilitar inicialmente una identidad falsa a los agentes intervinientes. Además, el titular del establecimiento será propuesto para sanción ante la Delegación Provincial de Sanidad por incumplimiento de las medidas sanitarias de prevención y contención ante la Covid-19 y por infracción a la Ley 7/2011 de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos por incumplir las medidas de seguridad al ejercer la actividad con las salidas del local bloqueadas o cerradas.

Hay que remarcar que en fechas anteriores resultaron denunciados otros dos establecimientos por incumplir las normas de utilización de las terrazas al aire libre, en concreto por excederse en el número máximo de personas por mesa y por instalar un número mayor de mesas al autorizado.

De la misma forma, otras dos personas fueron denunciadas en la noche del domingo por incumplimiento del horario de toque de queda luego de ser localizados transitando por la vía pública sin causa justificada, alegando que regresaban del servicio de urgencias del centro de salud, relato que no pudieron acreditar ante los agentes actuantes. Una de estas personas fue denunciada también por infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana por desobedecer a los agentes de la autoridad.

Vale remarcar que atendiendo al requerimiento de realización de actuaciones de inspección, elevado por la Delegación Provincial de Sanidad al Ayuntamiento, por las fiestas de Semana Santa, la Policía Local continuará velando por el cumplimiento de las medidas sanitarias para hacer frente la COVID-19 llevándose a cabo las oportunas inspecciones de establecimientos públicos, pidiendo por ello la colaboración de la ciudadanía para la adecuada observancia de las normas de prevención cuando se hallen en establecimientos públicos, tanto comerciales como de hostelería, agradeciendo la general colaboración de los profesionales de estos sectores, los cuales vienen realizando un importante esfuerzo para cumplir la normativa sanitaria que les afecta.

Por otra parte, la Policía Local ha denunciado también al empleado de un establecimiento tipo bazar por la venta de tabaco a un menor de trece años de edad, así como por llevar a cabo la venta de tabaco careciendo de autorización para ello. Los hechos se produjeron cuando un agente observó al menor salir del establecimiento portando en una de sus manos un cigarrillo. Tras confirmarse que el cigarrillo había sido adquirido en el establecimiento en cuestión, se procedió por parte de los agentes actuantes a levantar acta de denuncia por infracción a la Ley 28/2005 de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco que será remitida a la autoridad sanitaria.

De la misma forma, tras realizarse la oportuna inspección del local, los agentes comprobaron la existencia de cajetillas de tabaco bajo el mostrador dispuestas para la venta manual, lo cual está prohibido, por lo que en presencia del titular del establecimiento se procedió a realizar el oportuno acta que será remitido al Comisionado para el Mercado de Tabacos. Se da la circunstancia de que dicho establecimiento ya fue denunciado el pasado mes de noviembre por la venta de tabaco careciendo de autorización, en un actuación conjunta de la Policía Local con agentes de la Unidad de Vigilancia Aduanera de Ciudad Real, en la que se llevaron a cabo inspecciones en varios establecimientos de esta localidad por ese mismo motivo.