Los ingenieros industriales de Ciudad Real ofrecen su predisposición a trabajar de manera conjunta con la Administración regional para identificar y canalizar los mejores proyectos que puedan beneficiarse de la captación de fondos europeos de recuperación, los llamados NextGeneration, que impulsa la Unión Europea para reorientar el modelo productivo post-pandemia.

Ingenieros industriales de Ciudad Real se ofrecen para colaborar con el desafío de los fondos NextGeneration 1

El Plan de Recuperación de Europa, también conocido como NextGeneration EU, contempla 140.000 millones de euros procedentes de la Unión Europea para ser destinados durante los próximos seis años a paliar en España los efectos de la pandemia: 72.700 millones van a darse como ayudas directas y el resto en créditos. En los próximos años llegará el 70% del total, mientras que el 30% restante se va a distribuir a partir de 2023. No va a ser sino hasta mediados de 2021 cuando se prevé que los fondos empiecen a llegar.

- patrocinador -

Para el presidente del Colegio de Ingenieros Industriales de Ciudad Real, Andrés Gómez, “ahora es el momento de sumar voluntades a la estrategia cuyos objetivos deben ser la transformación económica y social de Castilla la Mancha y de la provincia de Ciudad Real” . Una estrategia que debe pivotar sobre la economía circular, la digitalización, la transición energética y la modernización de los servicios públicos que nos lleve a un sistema de producción industrial y logístico en el que el empleo y mano de obra cualificada sea una constante permanente.

El presidente de los ingenieros industriales en Ciudad Real consideró que los fondos no solamente deben abordar la recuperación derivada de la pandemia sanitaria, sino también mirar a Castilla la Mancha con una proyección de futuro. Que los fondos que tengan que venir “no sean pan para hoy y hambre para mañana” sino que vengan a producir y generar empleo de manera creciente con el paso de los años y en el horizonte futuro.

“Honestamente, hay que preguntarse si las administraciones públicas están preparadas para liderar y facilitar el acceso a dichos fondos, cumpliendo los muy exigentes requisitos, por cierto, para poder acceder a los mismos. No podemos permitirnos el lujo de perder este tren, no solo para acceder al 100% de los fondos, sino para que los mismos sean la palanca de impulso y transformación definitiva de nuestra región. Es una oportunidad histórica única, para hacer que nuestro tejido productivo industrial sea competitivo a nivel internacional, mediante la digitalización y la implementación de procesos de alto valor añadido”.

Es evidente que las administraciones tienen que vincular todo el proceso, pero en opinión de Gómez “deben dar un paso más al frente y liderarlo de verdad; es decir trabajando codo con codo y de forma coordinada con el tejido industrial y los agentes sociales: universidad, asociaciones y colegios profesionales entre otros”.

Recientemente, durante la presentación del informe “La industria en España propuestas para su desarrollo”, elaborado por el Consejo Económico Social (CES), quedó patente la necesidad de que la política industrial del futuro, tiene que estar basada en una mayor cercanía entre lo público y lo privado, dando participación a las comunidades autónomas y a los agentes sociales; “por ello es necesario ahora más que nunca, una ley de Industria que aborde los retos de modernización y garantice cierta independencia industrial y de conocimiento tan carente en estos momentos, como se ha podido comprobar en estos meses de pandemia”.

En definitiva, como se sostiene en términos económicos, el dinero tiene que ser contemplado como un gasto de inversión y no un coste a fondo perdido; solamente así tendrá un retorno con valor agregado que haga a la economía transformarse y volverse más sólida, próspera y duradera.

Transformación digital y favorecer la sostenibilidad de las empresas son términos que aparecen una y otra vez en el documento de intenciones que desde Bélgica se está divulgando sobre este proyecto de NextGeneration.

Transformación digital y sostenibilidad son dos vectores en los que los ingenieros industriales de Ciudad Real, con su ya dilatada experiencia como divulgadores de los mismos en nuestra región, pueden servir de puente para cualquier proyecto que en este sentido se pueda plantear. Mecanismos que permitan una cohesión territorial con las que evitar la despoblación de nuestros pueblos.