El Gobierno de Castilla-La Mancha sigue con su fuerte compromiso en la Atención Temprana y avanza con la inauguración de un nuevo Centro de ASPRONA en la ciudad de Albacete. Allí se atenderá en principio a 50 niños y niñas que nacen con cualquier problema de desarrollo o riesgo de padecerlo y a sus familias.

Así lo remarcó la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante la inauguración del Centro de ASPRONA, el tercero con el que cuenta la ciudad, que fue posible gracias al trabajo conjunto de las administraciones. Lo resaltó como “necesario” porque “hay que crecer”, ha señalado, ya que el compromiso del Gobierno regional es ampliar la atención directa también a los niños y niñas hasta los 6 años y para ello se necesitan más recursos.

Concretamente, el Albacete se prestó atención en 2018 a unas 600 familias y a unos 5.000 niños y niñas en toda Castilla-La Mancha. En la legislatura, se incorporaron aproximadamente 1.500 familias a las que se les atiende en los 54 centros que conforman la red regional y que se basan en modelo de atención personalizado, en el que se atiende desde el centro pero también en el entorno de los domicilios de las familias.

“Todos tenemos que intentar que estos niños y niñas salgan adelante”, ha afirmado la consejera, que ha recordado el anuncio del presidente Emiliano García-Page de desarrollar una Ley de Atención Temprana en la próxima legislatura “que será de las primeras de toda España” con el objetivo de blindar los derechos de los niños y niñas de 0 a 6 años y que se les pueda atender de una forma coordinada”.

A la inauguración también han asistido el subdelegado del Gobierno en Albacete, Francisco Tierraseca; el delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Pedro Antonio Ruiz Santos; el director general de Mayores y Personas con Discapacidad, Javier Pérez; la directora general de Atención a la Dependencia, Ana Saavedra, el director general de Acción Social y Cooperación, Ramón Lara, y la directora provincial de Bienestar Social en Albacete, Antonia Coloma, entre otros.

La consejera también agradeció el trabajo de los y las profesionales de la Consejería de Bienestar Social, y de todas las entidades colaboradoras como ASPRONA, a la que calificó como un referente en atención temprana y en el cuidado de las personas con discapacidad en Albacete y la región.