Algo más de un año ha bastado, desde la colocación de la primera piedra en julio de 2017 hasta la inauguración de hoy, para que Ball Corporation sea una realidad en Cabanillas del Campo (Guadalajara). La puesta en marcha de una planta de estas características, en el Corredor del Henares, ha sido presentada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, como prueba palpable de las políticas de captación empresarial, nacional y extranjera, que lleva a cabo el Ejecutivo regional.

“Cabanillas del Campo, Guadalajara y el Corredor del Henares han estado aquí siempre, en el mismo lugar, pero es ahora cuando hay una política de brazos abiertos y de captación institucional para que las empresas se vengan aquí”, ha dicho, al tiempo que ha asegurado que Ball es la instalación empresarial en la que más dinero ha puesto el Gobierno de Castilla-la Mancha.

Ante más de un centenar de empresarios de todo el país y de Estados Unidos, García Page ha asegurado que el Ejecutivo que preside tiene a gala llevar a cabo una importante política de captación y de inversión empresarial que, en el caso de la provincia de Guadalajara, “la está convirtiendo en un polo de desarrollo, uno de los grandes motores de la economía del centro de España”.

El presidente también ha tenido palabras de reconocimiento para Ball, que genera muchos miles de puestos de trabajo indirectos, y ha asegurado que se trata de una “empresa líder a la que agradecemos la confianza que pone en esta tierra”. En la misma línea, ha destacado la voluntad que ha habido por parte de la empresa, el Ayuntamiento de Cabanillas y el Gobierno de Castilla-La Mancha para que esta planta sea hoy una realidad en la localidad.

García-Page ha destacado la buena gestión ambiental que hace la empresa de sus productos. “La lata llega a unos porcentajes de reciclaje del 85%, luego hay negocio en la sostenibilidad ambiental, y tienen claro que la conservación del planeta es una necesidad moral”. Así, el presidente de Castilla-La Mancha ha lanzado un claro mensaje al advertir que “si presumimos de empresas con sostenibilidad ecológica también deberíamos hacerlo mismo con los países, ojalá todos los Estados apostaran por la sostenibilidad ambiental como lo hace esta empresa”, ha rubricado.

La inauguración de la planta ha contado además con las intervenciones del CEO de Ball Corporation, John Hayes; el presidente de Ball Packaging Europe, Colin Gills; el presidente de Ball España, Ignacio Comenge; el embajador de Estados Unidos en España, Richard Duke; la secretaria de Estado de Empleo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Yolanda Valdeolivas García; y el alcalde de Cabanillas del Campo, José García Salinas.

Ball Corporation

Ball Corporation es un proveedor de envases metálicos para bebidas, alimentos y productos para el hogar, y de la industria aeroespacial y otras tecnologías y servicios a clientes comerciales y gubernamentales. Fundada en 1880, la compañía emplea a 15.000 personas en todo el mundo. Ball Corporation es una empresa americana que cotiza en la Bolsa de Nueva York bajo el símbolo de BLL.

El grupo cuenta con más de 70 fábricas en todo el mundo y en 2015 obtuvo unas ventas de más de 8 billones de dólares. Implantada también en Europa, su sede central está en Alemania, donde cuenta además con tres fábricas, junto a las situadas en Reino Unido (2), Francia, República Checa (2), Serbia, Holanda y España.

La planta de Ball en Cabanillas va a producir 1.600 millones de latas de bebidas de aluminio al año. Cuenta con dos líneas de producción, 125 empleados directos de perfiles variados tales como Informática, Ingeniería, mecánica y electricidad, almacén y carretilla y Administración.