La viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz, ha manifestado hoy que el Gobierno de Castilla-La Mancha impulsa los trabajos para declarar, en la mayor brevedad posible, el yacimiento del ‘Cerro de las cabezas’ de Valdepeñas con la categoría de Parque Arqueológico.

En una visita que ha realizado al yacimiento Íbero, para reunirse con los técnicos del Ayuntamiento, la viceconsejera ha explicado que “la declaración es un procedimiento muy largo, que no se ha parado en ningún momento, pero que vamos a impulsar por el interés del Gobierno regional de declarar el yacimiento como parque”.

Asimismo, la responsable de Cultura, que ha estado acompañada del alcalde el municipio, Jesús Martín, ha puesto como ejemplo el yacimiento del ‘Cerro de las Cabezas’ en cuanto a la utilización del personal de los Planes de Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para desempeñar labores relacionadas con la arqueología y el mantenimiento del patrimonio.

En este sentido, Ana Muñoz ha subrayado que “invito a otros alcaldes a conocer este modelo porque así se unen dos tipos de trabajo: el de investigación y el dirigido a aquellas personas que necesitan de una primera oportunidad o no están pasando una buena situación económica. Dos factores que redundan en el bien de nuestra sociedad”.

El yacimiento, ocupado a parir del Bronce Final

El yacimiento de ‘El Cerro de las Cabezas’ se encuentra ocupado a partir del Bronce Final, allá por los Siglos VII y VI A. C. Sus primeros habitantes se asientan en las áreas cercanas al Jabalón y construían sus viviendas de formas cuadrangulares y semiovaladas., sin ningún tipo de ordenamiento urbano. El esplendor de la Ciudad se produce a partir del siglo V a. C. produciéndose el ordenamiento urbano.

Será a fines del siglo III cuando la Ciudad es abandonada, envuelta en el ambiente nada estable de la Segunda Guerra Púnica, no volviéndose a ocupar en fechas posteriores, hasta época medieval, momento en el que se localizan esporádicas ocupaciones de poblaciones ganaderas, que utilizan las áreas superiores del Cerro.

El yacimiento arqueológico de Cerro de las Cabezas es un punto de referencia en la cultura íbera, tanto por la monumentalidad de sus sistemas defensivos, la excelente conservación de sus restos arquitectónicos y arqueológicos, como por su excepcional singularidad, ya que es una de las pocas ciudades ibéricas conservadas en su integridad dentro del panorama peninsular.

En la actualidad, en Castilla-La Mancha existen cinco parques arqueológicos: Carranque en la provincia de Toledo, Alarcos en la de Ciudad Real, Segóbriga en la de Cuenca, Recópolis en la de Guadalajara y el Tolmo de Minateda en la de Albacete. También se está trabajando para declarar como parque el yacimiento de Libisosa.