Más de 400 personas de la comarca de Illescas fueron atendidas durante el año 2017 a través del Programa de Mediación, Orientación e Intervención Familiar del Gobierno de Castilla-La Mancha. Se trata de un programa para mediar en conflictos familiares como una alternativa extrajudicial en procesos de separación y divorcio, así como terapia y equilibrio emocional para las familias que atraviesan distintos conflictos.

Los números fueron brindados por el director provincial de Bienestar Social, Gregorio Gómez Bolaños en su visita a las instalaciones de Illescas donde se lleva adelante el programa. La gestión es en colaboración con la entidad ‘Sistema’, dedicada a intervenciones de terapia familiar y prácticas socioeducativas.

Según ha detallado Gómez Bolaños, desde el año 2016 el Gobierno de Castilla-La Mancha ha impulsado el programa de Mediación, Orientación e Intervención Familiar, que ya se realizaba en Toledo capital en colaboración con la entidad AMIFAM, y “hemos ampliado su cobertura a las localidades de Illescas y de Talavera, en este caso con la gestión de la entidad `Sistema´, para atender a los ciudadanos de estas comarcas y dando una mayor cobertura a la población de la provincia”.

El director provincial de Bienestar Social ha resaltado “la importancia de la labor preventiva y psicoeducativa que se realiza a través de este programa, así como el esfuerzo del Gobierno de Emiliano García-Page para ampliar tanto el número de profesionales, como el acercamiento geográfico de los mismos para dar cobertura a toda la población de la provincia de Toledo”.

El director provincial ha explicado que este programa gratuito, que es financiado por el Gobierno de Castilla-La Mancha, tiene una doble vertiente. Por un lado, la mediación familiar como alternativa extrajudicial a los procedimientos de separación y divorcio, donde los mediadores ayudan a las parejas a resolver los desacuerdos relacionados con la ruptura con el fin de reducir el coste emocional y económico de la separación o divorcio.

Además, la orientación y mediación familiar busca potenciar el rol de las relaciones de pareja y/o familiares armoniosas, promoviendo el equilibrio en el estado emocional de todos los miembros de la familia núcleo.

La forma de trabajar se basa en el enfoque de la terapia familiar sistémica, consistente en la atención de la demanda o problema, pero centrándose en las posibles soluciones y recursos que tiene cada miembro de la familia.

Para la ejecución de este programa en la provincia, las entidades colaboradoras cuentan con equipos profesionales interdisciplinares: psicólogos, mediadores familiares y orientadores, todos ellos con una amplia formación y experiencia en la labor psicoeducativa y preventiva.

Illescas

En el caso de Illescas, el director provincial de Bienestar Social ha detallado que durante el pasado año y con el programa de Mediación por ruptura de la pareja, en el centro se ha trabajado con 134 adultos (68 mujeres y 68 hombres) y 83 menores (42 niñas y 41 niños), mientras que en el programa de Orientación e Intervención Familiar han recibido apoyo un total de 133 adultos (63 mujeres y 70 hombres) y 90 menores (44 niñas y 46 niños).

El director provincial ha señalado que “en ocasiones se trabaja en conjunto en ambos programas”.

En el Centro de Illescas, el equipo de profesionales está formado por una educadora social y mediadora familiar y un psicólogo, “ambos con una gran experiencia en intervención familiar”, destacaba Gómez Bolaños, que ha agradecido “la dedicación con la que trabajan los profesionales para dar una buena atención, ayudar y aliviar a estas personas que están atravesando por una situación problemática y dolorosa emocionalmente”.